Sociedad

Cayó una reconocida madama en Mar del tuyú

Se llama Yolanda del Carmen Torino, tiene 68 años. Prófuga desde julio, la detuvieron cuando salía de una casa de dos pisos que le alquilaba en esa localidad de la Costa Atlántica su hija desde agosto y donde la visitaba todos los domingos.
30 de noviembre 1:00 PM
Fue a mediados de julio cuando se ventiló el caso: una madama, su hermano, cuatro policías, entre ellos un jefe, y un abogado aparecían en una causa como sospechosos en una trama de prostitución que contaba con protección de las fuerzas de seguridad. Por entonces, estaban detenidos todos menos “Yamila”, la legendaria encargada del histórico prostíbulo que lleva su nombre de la zona Sur del Conurbano, quien fue arrestada este fin de semana.
 
Se llama Yolanda del Carmen Torino, tiene 68 años y cayó en Mar del Tuyú ayer, indicaron fuentes del caso. Prófuga desde julio, la detuvieron cuando salía de una casa de dos pisos que le alquilaba en esa localidad de la Costa Atlántica su hija desde agosto y donde la visitaba todos los domingos.
 
“Me hago cargo y sé por qué me llevan, pero no voy a firmar nada, eh”, les advirtió a los policías que la arrestaron una vez que constataron que se trataba de la prófuga. Los investigadores del caso dieron con el escondite de Torino tras recibir una denuncia anónima el 18 de noviembre.
 
Tras la detención, “Yamila” fue trasladada a la comisaría 3° de Lanús acusada de “promoción y facilitación de la prostitución”, donde se negó a declarar.
 
El caso se destapó en julio cuando el jefe y un efectivo del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Lanús (Marcelo Roque Lizzano y Darío Damián Belcastro, respectivamente); el agente del CPC de Quilmes Ariel Hugo Comba y el miembro de la División Informática de la Bonaerense Roberto Ariel Burgos, fueron arrestados junto al abogado y dueño de un prostíbulo de Avellaneda Daniel Antonio Morales y el hermano de “Yamila”, Manuel Rubén Contardo.
 
Tras los arrestos, la causa, en manos de la fiscal María Delia Recalde, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de Delitos Sexuales, Informáticos y Conexos a la Trata de Personas de Lomas de Zamora, aún tenía dos prófugos: “Yamila” y David Samuel Moreno, alias “Colorado”, acusado de regentear los prostíbulos bajo investigación.
 
Al “Colorado” lo detuvo Interpol en agosto en el aeropuerto de Panamá, cuando regresaba a ese país luego de que no le permitiesen entrar a México. “Yamila” fue la última en caer.
 
En la causa, que comenzó hace unos dos años, se investiga a “Yamila”, Moreno y Contardo por promocionar, facilitar y explotar el ejercicio de la prostitución de al menos 15 mujeres. Al abogado Morales, dueño de la propiedad, lo acusan de alquilarles el local a sabiendas de que se facilitaba la prostitución y de estafa, por haber presentado ante la Justicia un contrato de locación falso.
 
En cuanto a los policías detenidos, a Lizzano, Belcastro y Burgos se los acusa por no haber comunicado a la UFI 9 de la posible existencia de locales donde se explotaba la prostitución, uno de ellos el de Yrigoyen al 1700. Y, tras un allanamiento en el local, junto a Comba quedaron imputados de haber insertado “datos falsos” en las actas de secuestro y requisa para proteger a los encargados del prostíbulos.
 
Además, Belcastro, Burgos y Comba también fueron imputados de “falso testimonio”, además de “falsedad ideológica e incumplimientos de deberes de funcionario público”.

Clarín