Política

Vidal no escucha a Macri y ofrece mejoras salariales a los docentes

Desde Casa Rosada la presionan pero la gobernadora anunció que les pagará un adelanto a todos los docentes más un reconocimiento de mil pesos a los que no hicieron paro.
15 de marzo 3:32 PM
imag

Roberto Baradel, de Suteba, es la cara gremial más conocida del conflicto y hasta el presidente le apuntó en su discurso en el Congreso.

A pesar de las órdenes que le bajan de Casa Rosada de no moverse con el ofrecimiento de aumento inicial, lo cual generó ya casi dos semanas sin clases en las escuelas públicas de la Provincia, la gobernadora María Eugenia Vidal dispuso de dos medidas para terminar con el conflicto docente que mantiene a millones de chicos bonaerenses sin clases.
 
El presidente le ordenó que mantuviera el enfrentamiento con los gremios y especialmente con Roberto Baradel, a quien el mismo Macri chicaneó en su discurso inaugural del 1 de marzo en el Congreso Nacional. El operativo desgaste desde Nación está en marcha pero Vidal hizo su juego: "No me importa si pierdo una elección por esta discusión", afirmó la mandataria provincial.
 
Así, anunció que pagará un adelanto que va desde $1.500 a los $3.750 a los docentes, "a cuenta" del acuerdo que se cierre en las paritarias que se desarrollan con los gremios. Además, informó que dará un "reconocimiento extraordinario por presentismo" de $1.000 a los maestros que estuvieron en las aulas durante las dos primeras semanas del ciclo lectivo.
 
DURA CON LOS GREMIOS
Vidal, además, cuestionó a los líderes gremiales que motorizan las protestas y advirtió que muchos de ellos demostraron que "no tienen vocación de diálogo; algunos dirigentes tienen vocación por un conflicto que se extienda el mayor tiempo posible".
 
"Yo soy de Cambiemos y no soy candidata a nada. No me importa mi futuro político. Yo quiero que digan de qué partido son, a qué elecciones políticas o gremiales quieren presentarse y a qué intereses responden", planteó con dureza la gobernadora.
 
Y cerró acusando que "algunos dirigentes gremiales han hecho público su apoyo al gobierno anterior, tanto a nivel nacional como en la provincia, y es hora de que sinceren, que digan si son kirchneristas, y que digan si en esta negociación buscan algo más que el salario docente".
 
Por otro lado, la gobernadora volvió a convocar a los gremios a una nueva reunión para mañana jueves, a las 17, "para lograr un acuerdo, porque siempre dialogamos con ellos, y eso supone que acaten la conciliación obligatoria y no hagan medidas de fuerza".