Sociedad

Así fueron las últimas horas de Claudio, crónica para entender más

Una muerte que nos duele a todos. La reconstrucción de la previa a su muerte y cómo sigue la causa judicial con dos imputados que eran amigos suyos. Una muerte que sacude.
13 de julio 9:33 AM
imag

Claudio tenía 18 años y fue encontrado el lunes muerto y con signos de violación. Estupor en Dolores.

Desde el lunes a la tarde todo Dolores está conmocionada: la muerte de Claudio Ayuso, en medio de una violencia brutal, no deja en paz a los habitantes de la ciudad que se enfrentan con los fantasmas de la bajeza humana y del dolor más profundo. Fantasmas que se materializan en la imagen del cuerpo golpeado, ultrajado y abandonado de un pibe de 18 años. Y en la posibilidad de que los victimarios sean otros chicos parecidos a él, amigos suyos, compañeros.

Y en medio de todo, el dolor, el desconcierto y un espejo que devuelve, como una cachetada, la frase de la madre de Claudio, que se mudó a una ciudad pequeña en búsqueda de tranquilidad. La noche del viernes 7, Claudio cenó con su madre en la casa de unos amigos. Luego, Claudio le pidió a uno de los presentes que lo llevara a la casa de uno de los que hoy están imputados por su asesinato.

Allí se juntaron varios pibes, estuvieron un tiempo y luego decidieron salir: las primeras horas del sábado 8 eran frías y lluviosas, pero todos eran jóvenes. Dicen que anduvieron por la Plaza Moreno. que estuvieron en la Plaza Castelli, donde el escenario esperaba a Abel Pintos para la fiesta del domingo 9 de julio.

El hallazgo del cuerpo en una cámara séptica del edificio abandonado del ex frigorífico Casasa el lunes alrededor de las 16 confirmó los peores temores.
El recorrido culminó en la zona de los frigoríficos, donde hay dos grandes edificios: uno deuna fábrica en funcionamiento y otro, calle por medio, abandonado desde hace ya varios años. Detrás de los edificios, la canchita de la Liga y terrenos baldíos: para ese sector, la ciudad allí se detiene.

La luz del sábado implicó preocupación para la familia ante la ausencia, pero la denuncia se efectivizó el domingo por la tarde. A partir de allí se puso en marcha el protocolo de búsqueda de personas por parte de la justicia y la policía.

La madre de Claudio, Verónica Orlandelli, subió a las redes sociales su pedido desesperado, con la foto de Claudio frente al edificio moderno y vacío que se levanta en Rico y Belgrano, en pleno centro de la ciudad. El lunes por la tarde fue hallado el cadáver.

LA VELOZ ACTUACIÓN DE LA JUSTICIA
Por estos hechos, la fiscal Verónica Raggio, titular de la UFI 1 de Dolores, imputó a Matías David López y Francisco Andrés Miño por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por dos o más personas” y “homicidio agravado (criminis causa)” en concurso real, cometidos contra Claudio Javier Ayuso.
 
Para la fiscalía, López y Miño abusaron sexualmente de Ayuso –quien era amigo de ellos, como puede comprobarse en la cuenta de Facebook del joven asesinado– y para ocultar el hecho lo golpearon hasta matarlo.
 
En comunicación con los medios, la doctora Raggio señaló que “como sociedad esto nos sorprende y nos conmueve, porque en Dolores no estamos acostumbrados a estas cosas” y agradeció la colaboración del Ministerio Público y la policía científica. Dijo que el trabajo está comenzando y que había ordenado múltiples medidas de pruebas.
 
La doctora Raggio confirmó que, en el curso de la averiguación de paradero, se tomó testimonio a las personas que estuvieron junto a Claudio la última noche en que se lo vio con vida. Y en esas diligencias los investigadores notaron contradicciones y nerviosismos en los dos testigos que luego fueron imputados.
 
El hallazgo del cuerpo en una cámara séptica del edificio abandonado del ex frigorífico CASASA el lunes alrededor de las 16 confirmó los peores temores. A partir de allí se produjeron los allanamientos y detenciones y la autopsia que se realizó por la noche del mismo lunes 10 estimó que la muerte se habría producido entre 24 y 36 horas anteriores a la operación.
 
La fiscal no descartó ni confirmó la posibilidad de que hubieran participado más personas y recordó que todas las personas son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, en relación con los detenidos, que están alojados en la comisaría local preventivamente. También dijo que se está investigando un audio que circuló insistentemente en estos días en que un familiar de uno de los detenidos asegura que se ocultaron pruebas.

LA DETENCIÓN
Los hechos, tal como fueron reconstruidos en la resolución de la fiscalía, indican que “en inmediaciones de la calle Cerrito entre Marconi y Avellaneda, sin poderse precisar la hora exacta pero entre la madrugada del día sábado 8 de julio de 2017 y el día domingo 9 de julio de 2017,al menos dos sujetos adultos del sexo masculino, individualizados como Matías David López y Francisco Andrés Miño, abusaron sexualmente mediante violencia de Claudio Javier Ayuso”.
 
Más adelante, la fiscal Raggio continúa señalando que “los mismos sujetos, con el fin de consumar y ocultar el hecho precedentemente descripto, le aplicaron a Claudio Javier Ayuso golpes con o contra elementos romos y duros en su rostro y cabeza que le produjeron una hemorragia cerebral subaracnoidea por trauma severo de cara y cráneo”, lo que le provocó la muerte. Estos golpes pudieron haber sido hechos con un palo o algo similar o aún, golpeándole la cabeza contra la pared o el suelo.
 
La fiscal Raggio ordenó a diversas diligencias en el día de la fecha, incluyendo un llamado a indagatoria a los acusados. Los acusados, detenidos en la comisaría local, fueron trasladados a los tribunales para cumplir con esta diligencia, que se realizó en la tarde del martes. Ambos, asistidos por sus letrados, hicieron uso de su derecho a negarse a declarar. Además se ordenó la extracción de sangre para la realización de pericias de cotejo de ADN, a través de la delegación departamental de Policía Científica.