Sociedad

Aumentan los casos de secuestros virtuales y hay alarma

Los delincuentes eligen los fines de semana para llamar a hogares donde hay, preferentemente, mujeres adolescentes y engañan a sus padres con llamados y secuestros virtuales. Recomendaciones a tener en cuenta.
14 de julio 8:56 AM
En esta nota
imag

Recomendaciones para no dejarse engañar en ocasión de un secuestro virtual.

La metodología es conocida pero no por eso menos eficaz: llamadas a un número telefónico diciendo que un familiar ha sido secuestrado y pidiendo rescate para liberarlo.
 
El fin de semana, en Dolores se registraron varios de esos casos: ENTRELÍNEAS.INFO pudo confirmar al menos cuatro casos en los que se avisaba que las hijas habían sido tomadas como rehenes y pidiendo una suma de dinero para liberarlos. 
 
Los casos de los que tomó conocimiento este diario fueron idénticos: en la madrugada, una voz femenina llamaba llorando, diciendo algo así como “mamá/papá, me tienen secuestrada, pagá lo que te dicen”. Las familias afectadas tenían efectivamente hijas mujeres. 
 
Al menos en uno de esos casos se concretó la entrega: los supuestos secuestradores le pidieron que arrojara el dinero por una ventana. 
 
El raid de secuestros virtuales comenzó en Castelli, donde también se registraron casos similares. 
 
En este contexto es necesario recordar las recomendaciones que el Ministerio Público Fiscal difunde en su página web www.fiscales.gob.ar :
 
• No brindar por teléfono información que permita su identificación o la de su familia.
• Si atiende un niño o una niña, supervisar que no aporte sus datos
personales ni de su familia y que la llamada la continúe una persona adulta.
• Desde otra línea telefónica, verificar que el familiar o allegado se encuentre bien.
• Intentar mantener una vía de comunicación abierta con los familiares y allegados.
• Es importante solicitar a la persona que llama, el nombre y apellido de quien supuestamente se encuentra en una situación de emergencia así como la descripción física, información de la vestimenta, el lugar y las circunstancias del suceso que habría padecido.
• Si el llamado proviene de alguien que dice pertenecer a una fuerza de seguridad o trabajar en un hospital, solicite los datos personales, cargo, lugar donde trabaja, nombre de su superior y una vía de comunicación directa.
• Es fundamental en todos los casos realizar la denuncia a la seccional policial más cercana, aun cuando se haya evitado el engaño, porque permite investigar y prevenir esta modalidad delictiva y consultar sobre el avance de la pesquisa en la fiscalía.