Política

Pasadas las elecciones se vienen varios aumentos en los servicios

Desde el gobierno nacional ya tienen en la grilla de largada varios aumentos en servicios básicos. Acá te adelantamos cuáles son. Se trata de la segunda etapa de la serie de ajustes que el macrismo entiende necesario.
21 de septiembre 8:53 AM
imag

Los peajes volverán a aumentar antes de la temporada de verano. También sufrirán incrementos otros servicios.

El ajuste se sentirá más luego del 22 de octubre, post elecciones legislativas. Desde el gobierno nacional ya tienen en la grilla de largada varios aumentos en servicios básicos, aunque no harán ningún anuncio oficial que pueda espantar a posibles votantes de sus candidatos.

La clase media y los que menos tienen serán los sectores que más sufrirán estos aumentos: naftas, servicios públicos, telefonía móvil, monotributo, peajes y prepagas, entre otros incrementos para los vecinos de la región.

La inflación de 2017 superará el 25%, menos que en 2016, pero bastante más de lo pautado.
Estos aumentos van de la mano de la proyección de la inflación, que si bien se estableció desde el gobierno a finales de 2016 que sería inferior al 21% anual y así se cerraron las paritarias, ahora se estudia la apertura de la llamada “clausula gatillo”, por la que pelearán todos los gremios debido a que según datos oficiales superará este año el 25% (no obstante, es una baja respecto al 40% de 2016).

Tras el acuerdo firmado con el gobierno los precios de los combustibles subieron el 8% en enero y crecieron otro 7% en julio. La fórmula de revisión trimestral debería volver a aplicarse en octubre, pero las petroleras están dispuestas a esperar un mes más a fin de evitar malhumor antes de las elecciones. Hoy en las estaciones de servicio de la región, el litro de la nafta de mayor calidad se paga cerca de 25 pesos, mientras que la nafta súper y el gasoil está entre 20 y 23 pesos según la marca de la petrolera.

SUBEN LA LUZ Y EL GAS

Respecto a las tarifas de luz, desde este mes las distribuidoras de energía del interior de la provincia de Buenos Aires ya facturan la luz con aumentos de alrededor de 58%. El incremento había sido anunciado por el gobierno de María Eugenia Vidal, pero estuvo paralizado por la Justicia. La medida alcanza a los usuarios de las empresas EDEA, EDEN, EDES, Edelap y de las casi 200 cooperativas que suministran el servicio.

Desde el 1 de diciembre está previsto otro incremento en las tarifas de gas para transporte y distribución, que tienen una incidencia del 40% en la factura sin impuestos por lo que el invierno de 2018 será con mayor número en las boletas.

Asimismo, el Gobierno autorizó el mes pasado un aumento del 5% en las cuotas de las prepagas y en lo que va del año el incremento de las prepagas superará la inflación oficial prevista: febrero (6%), julio (6%), agosto (5%) y septiembre (5%). Las empresas presionan para conseguir un ajuste similar en octubre pero por las elecciones recién llegaría otro 5% de aumento en noviembre.

Como es habitual con la aproximación de las vacaciones de verano, los peajes volverán a subir. El último incremento para la Autovía 2 fue de 28% en 2016, y la Autopista La Plata-Buenos Aires subió 50%. Por ejemplo, ir desde Capital Federal hacia la Costa Atlántica en hora pico cuesta 150 pesos sumados los 20 pesos de Dock Sud, 40 de Hudson, 45 de Samborombón y 45 de La Huella o Maipú. Para justificar este aumento en los peajes el gobierno provincial demostrará obras de gran envergadura como la construcción de Autovías en más de 200 kilómetros del Corredor del Atlántico, que incluye las Rutas 11 y 56. La Autovía La Costa - Tordillo ya se advierte un notorio avance, más allá de que espera ser inaugurada recién para el verano de 2020.