Sociedad

La ternura del "Granaderito" Mateo que emocionó a todo un país

Un niño de 2 años vestido de granadero marchó junto a la guardia del Regimiento en el izado de la Bandera que se realiza todas las mañanas en Plaza de Mayo. Mirá el simpático video.
31 de octubre 9:15 AM
imag

Con solo dos años, Mateo fue un granadero más. Participó del acto de izamiento de la Bandera frente a Casa Rosada. (Foto: @FreddyPicasso).

Mateo, de dos años de edad, sorprendió a todos al participar como un granadero más del tradicional izado de la Bandera nacional que todas las mañanas, a las 7.15 realiza el cuerpo de Granaderos frente a Casa Rosada, sobre la Plaza de Mayo en el mástil principal.

Mateo estaba vestido para la ocasión con su gorro de visera baja, charreteras, pantalones de montar, sable, y en unas tiernas zapatillas en vez de botas... Erguido y serio, a paso firme, como corresponde, Mateo marchó junto la guardia del Regimiento que también por la tarde realiza el arriado de la Bandera a las 19.00 en una ceremonia similar a la de la mañana.

LA HISTORIA DEL "GRANADERITO" MATEO
Según publicó Infobae, el niño pidió un traje de granadero en vez de uno del Hombre Araña, luego de participar de un acto del 17 de agosto en el aniversario del fallecimiento del General José de San Martín. 
 
"Está todo el tiempo con el traje puesto, desde que se levanta hasta que se acuesta. Nos pidió que le compremos la bandera para izarla por las mañanas, canta el himno y la Marcha de San Lorenzo todo el tiempo, se para firme. Es mi granaderito chiquitito", contó a Infobae su mamá, Mónica Ocampo, su mamá, visiblemente emocionada luego de que su hijo pudiera cumplir su sueño.
 
El fanatismo de Mateo surgió en medio de un drama familiar. Su hermano mayor, Maximiliano, estuvo al borde de la muerte a raíz de una malformación que no le permitía caminar ni hablar. Sus padres, oriundos de Río Gallegos e integrantes de la Policía de Santa Cruz, viajaron a Buenos Aires de urgencia para iniciar un tratamiento médico. Una tarde, buscando un rato de distracción y recreación, visitaron la Plaza San Martín y allí todo comenzó.
 
En los próximos días este niño podrá completar la experiencia. Es que Juan Pablo Curti, uno de los granaderos que marchó junto a él, lo invitó al Regimiento y a montar un caballo. "Nunca había visto a un niño haciendo esto con tantas ganas y tanto orgullo", contó.