Sociedad

La historia de Mar del Tuyú a través de la primera bebé que nació allí

La capital del Partido de La Costa cumplió hace pocas semanas 72 años. Repasamos su historia a través de los recuerdos de la primera bebé que nació en la localidad.
18 de noviembre 9:49 AM
imag

María Luisa, la primera bebé nacida en Mar del Tuyú.

Mar del Tuyú, capital del Partido de la Costa, cumplió 72 años de su fundación, establecida el 24 de octubre de 1945. Sede administrativa de toda la comuna, con su imponente Palacio Municipal, innumerables comercios, su artesanal e importante muelle y los tradicionales óvalos que conforman sus calles, hablan del sacrificio, trabajo y esfuerzo de quienes fueron sus pioneros.
 
María Luisa Bacci, más conocida como “Pocha”, con 70 años recién cumplidos, es el primer bebé nacido en Mar del Tuyú un 23 de septiembre de 1947 y la quinta de los 12 hijos que tuvieron Don Vicente Bacci y Celfida María, entre los primeros habitantes del lugar. “Yo nací en una carpa en la arena y para colmo no salía, porque era gorda. De los 12 hermanos, 8 nacimos acá y mi papá hizo de partero de mi madre, porque acá no existían médicos. Para encontrar uno había que ir por la playa hasta San Clemente o a Mar de Ajó”, cuenta “Pocha” y explica cuándo y cómo sus padres llegaron por primera vez a estas tierras.
 
Don Vicente y Celfida, como muchos otros, trabajaban en Puerto Lavalle, en aquel entonces era el tercer puerto más importante luego del de Buenos Aires y Rosario. Don Bacci comenzó a venir a Mar del Tuyú en 1940, llevándose almejas de la playa en grandes cajones de madera hacia el puerto de General Lavalle, hasta que ha pedido de Arturo Enrique De Elìas –dueño de las tierras- decidió instalarse junto a su esposa y sus primeros cuatro hijos en Mar del Tuyú, en noviembre de 1945, en una casilla de chapa y cartón a orillas del mar, en lo que hoy es la 60 y Costanera.
 
Como Don Bacci había heredado de su padre, trajo todo su capital para poder vivir. Palones, caballos y vacas junto con carros conchilleros. “Cuando llegaron era un desierto ocupado por ciervos, zorros, jabalíes, nutrias, víboras y gato montés, entre otros animales. Todo era médanos enormes. Mi padre trabajó abriendo calles, bajando médanos. Preparó todos los terrenos de Mar del Tuyú porque era el único que tenía herramientas y animales para hacerlo”, asegura con orgullo hoy su hija.
 
Al tiempo llegaron otros pioneros, como los Bugarini, Montenegro y el señor Canato. En 1949 se radicaron los Rohr, familia numerosa con casi 13 miembros; los Ortiguera, Gomes, Pieroni, los hermanos Alicia y Abel Acosta, los Gándara, González, Correa, Meneses, Dell’Erba, Rinaldi, Smith, Traverso, Crespo y Taylor, entre muchos otros.
 
El primer hotel en comenzar a construirse fue el Santa Rosa en el año 47, ubicado enfrente de prefectura en 68 y playa, luego se hicieron 11 chalets sobre costanera entre 68 y 73. Vicente Bacci hacía de agrimensor antes que estos profesionales llegaran a la región, él medía los terrenos y todo el que llegaba a comprar lo consultaba.
 
El “Gran Hotel Tuyú”, actual Palacio Municipal ubicado en uno de los óvalos, fue inaugurado por su entonces dueño, De Elías, en el año 48. En aquel entonces, las calles de Mar del Tuyú no llevaban números como ahora, sino nombres referidos al mar. La avenida Costanera se llamaba “Brisas de Mar”, otras se llamaban: Las Almejas, Los Mejillones, El Velero, La Canoa, La Corbeta, El Timón y muchísimos nombres más de peces y embarcaciones.
 
En 1950 se comenzó a construir el muelle. “Toda mi familia, los Rohr y algunos más trabajamos allí. Fue un trabajo increíble. Mi padre al ser el único paisano con animales, transportaba todos los materiales. Todo el muelle lo hizo tejido hasta arriba con el quincho y todo para que hubiera plantas que fueron traídas de Europa. También hizo toda la zona del óvalo y los comercios más importantes”, recuerda “Pocha”.
 
Las ansias de aprender de los niños hicieron que mucho antes de la inauguración en 1952 de la actual escuela primaria Nº 6 “Rosa Cazaux de De Elías”, las clases se dictasen en la casa del Dr. Marano, de Dávila, en la estación de servicio YPF de la 73 y Costanera, en el Hotel Santa Rosa, en lo de Nikodem, en lo de Raúl Crespo y algún que otro lugar más que les prestaban. El primer correo y teléfono funcionó en la misma YPF de 73 y Costanera y estaba a cargo de José Amestoy y su hija Olga. En la Hostería Playa Verde, también en calle 73, estaba la parada de micros a cargo de María Elena Segovia, en donde actualmente funcionan los juzgados.
 
“El crecimiento que tuvo Mar del Tuyú es impresionante, especialmente en estos últimos año. Me hubiera gustado muchísimo que mi padre, que murió a los 40 años, hubiera podido verlo”, concluye emocionada María Luisa Bacci, quien comparte sus recuerdos con sus cuatro hijos, seis nietos y seis bisnietos.