Sociedad

El sorprendente proyecto creado por alumnos de la Técnica Nº 2 de Mar de Ajó

A través de aceite residual desarrollaron un reactor para crear un combustible alternativo estilo biodiesel. Los detalles de una iniciativa que es un orgullo de la región.
15 de diciembre 8:48 AM
imag

Los alumnos recibieron también el reconocimiento del intendente de La Costa y el director General de Escuelas provincial.

Más de 4.500 estudiantes y docentes de todo el país participaron de la Feria Nacional de Innovación Educativa 2017, en donde se presentaron 1.100 proyectos. Sólo 80 fueron destacados luego de haber sido analizados y evaluados por una comisión de docentes y especialistas: el proyecto BioER3 de la Escuela Técnica Nº 2 de Mar de Ajó es uno de ellos. Además, fue distinguido por la embajada de Estados Unidos.
 
Ahora los alumnos participantes tuvieron también un reconocimiento especial de parte del intendente del Partido de La Costa, Juan Pablo de Jesús, junto al director General de Cultura y Educación de la provincia
de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny. “Es muy importante para nosotros que vean y pregunten qué hicimos y hacemos en esta escuela porque es nueva, tiene que crecer y nosotros le estamos dando una trayectoria. 
 
Escuelas técnicas con 50 años de trayectoria nos dijeron que estaban sorprendidos por lo rotundo de nuestro logro ya que nunca había pasado algo así en estos certámenes”, contaron los protagonistas de la escuela que abrió sus puertas hace apenas ocho años.
 
La idea de este proyecto surgió hace poco más de año y medio en los propios alumnos cuando realizaron un viaje de estudio a Balcarce para visitar una empresa que trabaja con aceites. Allí los chicos vieron cómo se vertía una gran cantidad de afluentes de aceite y se dieron cuenta del fin que le daban a éste, viendo como se lo llevaban en camiones para ser tratados en la ciudad de Buenos Aires.
 
“Cuando nos dimos cuenta que en La Costa se vierte una cantidad enorme de aceite que se quema a partir del mercado de los restaurantes, comenzamos a pensar qué se podía hacer. La base del proyecto es mitigar la contaminación que hay a causa de los aceites vegetales residuales lo que llamamos basura después de fritar cualquier tipo de alimento. Investigando nos dimos cuenta que con ese aceite se puede hacer un combustible alternativo al diésel derivado del petróleo, y así surgió la idea de confeccionar un reactor que generara ese combustible alternativo”, agregaron los alumnos de la Técnica Nº 2 de Mar de Ajó.
 
La escuela trata de unificar sus dos tecnicaturas para hacer un proyecto en común, y por esta razón la Tecnicatura de Tecnología en Alimentos se basó en las pruebas de laboratorio, y desde la de Electromecánica se logró confeccionar una máquina para generar esa reacción. El reactor construido en escala con una capacidad de 50 litros tendría un costo aproximado de 20 mil pesos, pero lo único que se compró fue la parte eléctrica y elementos de medición ya que para realizarlo utilizaron materiales reciclados. 
 
La parte principal era un termotanque y otras chapas fueron reutilizadas de proyectos anteriores. “La idea consistiría en la instalación de puntos verdes de recolección de residuos de aceite para que la gente pueda llevar el que usa semanal o mensualmente. Pensamos en la posibilidad de que la Municipalidad de La Costa pudiera encargarse de recoger ese aceite y nosotros producir el biodiesel para que ellos lo utilicen”, analizaron los creadores del proyecto BioER, que lleva este nombre por las bioenergías y la regla de las 3R: reducir la contaminación, reciclar y reutilizar el aceite.
 
Nahuel Acuña Díaz, Sofía Celada, Julián Gagliano, Karen Garcilazo, Lautaro Ginobili, Iván Marolla, Mauricio Pintos, Facundo Quiroga, Cristian Rojas, Lucas Rodríguez, Matías Tarrago Fernando Torrico y Leonardo Vázquez son los estudiantes que idearon este proyecto y van por más. “Nuestro proyecto es un circuito cerrado en el que no se desperdicia nada.

Con el subproducto que genera el biodiesel se puede hacer biogas y con eso sustentar autos eléctricos para que no haya ningún residuo. La máquina ahora la estamos enchufando a la red eléctrica pero nuestra idea a seguir es implementar paneles solares para de esa forma cerrar el circuito por completo”, cerraron los alumnos que fueron reconocidos en la Feria educativa más importante de la Argentina que se llevó a cabo en el Predio de Tecnópolis, en Villa Martelli.