Sociedad

La Cámara de Apelaciones confirmó la prescripción de la causa de Darío Jerez

Rechazó la apelación presentada por el fiscal Diego Bensi. Así, el caso por la desaparición del vecino de Santa Teresita en octubre de 2001 queda en la nada. Confirman la absolución de los imputados. La historia y los detalles.
29 de diciembre 4:29 PM
En esta nota
imag

El documento fechado el 28 de diciembre en el que se confirma el rechazo de la apelación.

La Cámara de Apelaciones del Departamento Judicial Dolores confirmó la prescripción de la causa por la desaparición de Darío Jerez y sobreseyó entonces a Alejandro Gustavo Muñoz, a Carlos Subirol, a Daniel López, a Gerardo Ibarra y a Jorge Grande, quienes habían sido imputados en la causa que busca saber qué pasó con el vecino desaparecido en Santa Teresita el 25 de octubre de 2001.
 
El 3 de octubre ENTRELÍNEAS.info anticipó el dictamen del Tribunal en lo Criminal Nº 2 de Dolores, que por unanimidad votó por la prescripción de la causa por la desaparición de Darío Jerez y así sobreseyeron a los imputados por encubrimiento agravado. El fiscal Diego Bensi disputó una apelación a esta decisión pero ahora se conoció que la Cámara de Apelaciones rechazó los recursos interpuestos por Bensi.
 
El texto lleva la firma del juez Fernando Sotelo, que había comenzado 2017 siendo noticia al brindarle a Gustavo Prellezo, condenado por el crimen del periodista José Luis Cabezas, la libertad condicional por la Cámara Penal de Dolores.
 
BREVE HISTORIA DEL CASO
Darío Jerez desapareció en octubre de 2001 mientras realizaba su trabajo como corredor de la firma Arcor. Nunca más se supo de su paradero y su desaparición es uno de los misterios más fuertes que se han registrado en toda la zona.
 
En 2013, el Tribunal Oral Nº 2 de Dolores juzgó a los mencionados –más Leandro Alzugarya, ya fallecido– por encubrimiento del crimen y los absolvió por encontrar que, al no haberse probado la existencia de un delito –el secuestro y homicidio de Jerez- no se los podía condenar por encubrimiento. Sin embargo, el Tribunal de Casación anuló lo actuado por el TOC Nº 2 y ordenó la realización de un nuevo juicio que aún no se ha concretado.
 
El 2 de enero de 2017, el doctor Fabián Améndola, abogado de Alejandro Muñoz, pidió la prescripción de las acciones en contra de su defendido, por haber pasado ya más tiempo que el que le correspondería si fuera condenado por encubrimiento, esto es, seis años. El pedido, si bien fue realizado por uno de los imputados, benefició a los demás, por cuanto la prescripción también los alcanzó a todos ellos.