Sociedad

Preocupación en Pinamar por la vuelta de las molestas tapiocas

El cierre de fin de año y el comienzo de 2018 fue con la presencia de las pequeñas aguas vivas que causaron malestar entre los bañistas. Afirman que hay menos que en el verano pasado.
03 de enero 9:03 AM
En esta nota
imag

Los niños son los más afectados a las tapiocas ya que pasan mucho más tiempo en el mar.

"Me picaba todo cuando me metía al mar. Pensaba que era yo, después me di cuenta que era por estos bichos". "Están, pero menos que el año pasado". "Picaron a mis hijos, salieron corriendo a meterse en las duchas". Estas fueron las frases más escuchadas del cierre de año y comienzo de la temporada en Pinamar de los bañistas. 

Es que las tapiocas, pequeñas aguas vivas, volvieron a escena y a molestar y picar a quienes se metieron al mar. Esta especie de medusa miden entre uno y dos centímetros y según el viento y la época del año, se acercan a la costa atlántica. Su presencia se debe a las etapas de reproducción y la dirección del viento.
Los más afectados por lo general son los niños que pasan mayor parte del tiempo en el mar pero también le tocó a los adultos que se refrescaban en el agua. 

Ante la picadura de las tapiocas, la reacción de la piel no es grave ni dura demasiado. Los filamentos que depositan estos animales molestan especialmente en las zonas del cuerpo que tienen contacto con los trajes de baño, porque los diminutos especímenes quedan atascados entre telas y elásticos, y emanan por más tiempo su veneno a través de sus ocho tentáculos. Son casi invisibles, aunque varios jóvenes aseguraron que en momentos de gran concentración, pudieron verlas y tocarlas en la costa.