Política

“Tenemos poder para parar las actividades si alguien lastima los intereses de los trabajadores”

Damián Comas tiene apenas 35 años y lidera la CGT Regional, que reúne a 11 municipios de la región. De origen peronista, elogia a De Jesús pero también a Yeza. Así piensa el ex arquero de las inferiores de Independiente.
21 de enero 2:01 PM
imag

Damián Comas con la camiseta del Flamengo de Brasil. Es también el presidente del club El Porvenir, de La Costa.

Los Comas son 11 hermanos, hijos de un maestro mayor de obras y una ama de casa del barrio Santa Clara de Claypole. Damián es el hijo pródigo que llegó a La Costa a fines de 2003 con 20 años y construyó su propia historia a través del gremialismo como secretario General de Camioneros Seccional La Costa primero y luego le sumó la titularidad de la CGT Regional. Padre de tres hijos e hincha de Independiente, es amigo de Pablo Moyano y siente una admiración especial por su padre Hugo. En su dialogó con ENTRELÍNEAS.info, el dirigente peronista destacó la gestión de Juan Pablo de Jesús en La Costa pero también la de Martín Yeza, en Pinamar, pese a integrar Cambiemos.
 
Tiene bajo su poder a 3.800 afiliados de 11 municipios de la zona.
-¿Cómo surgió la idea de irte a vivir desde Claypole al Partido de La Costa?
-Empecé a militar en la Juventud Sindical desde muy joven y ahí conocí a Pablo Moyano, con quien me une una gran amistad ya que ambos somos fanáticos de Independiente, donde atajé en las inferiores hasta el año 2000, cuando pasé por tres años a Barracas Central y donde también conocí a “Chiqui” Tapia. Cuando Mariana, mi mujer, quedó embarazada de Joaquín, que nació en 2004, me replanteé que algo tenía que hacer porque necesitaba un trabajo estable. Fue ahí que se lo dije a Pablo y luego de pasar por la seccional La Plata me ofrecen La Costa, que era una delegación en ese entonces. Llegué acá con 20 años y arrancamos con apenas 65 afiliados. De a poco fuimos construyendo esta sede en Mar del Tuyú que para nosotros es un orgullo. Fallecidos mis padres, me traje a La Costa a todos mis hermanos, a los más chicos y también a los mayores de edad. 
 
-¿Qué elementos fueron clave para el crecimiento tuyo como dirigente y de Camioneros en general en la región?
-Hoy superamos los 3.800 afiliados y seguimos creciendo. Tenemos cobertura en 11 municipios de la región y hoy hablar de un sindicato en La Costa somos nosotros Camioneros, Municipales y Uocra y pará de contar... Tenemos poder de movilizar y de parar actividades si alguien lastima los intereses de los trabajadores. Recuerdo perfectamente el primer día que tuve a Hugo Moyano enfrente en un escritorio, cara a cara, cuando fui junto con Pablo a contarle mi objetivo de formar una Seccional y que dejara de ser delegación. En 2008. Una sensación de orgullo de tener enfrente a un hombre de su tamaña capacidad. “Buen trabajo, pibe”, me dijo. Y me ratificó para crear la Seccional de esta región y a partir de ese momento no dependimos más de La Plata en lo que tiene que ver con los presupuestos sindicales o de obras sociales. 
 
-¿Cómo manejaste siendo tan joven la presión de tener a tu cargo la responsabilidad de tantos trabajadores?
No creo que la edad sea un problema cuando actuás con responsabilidad. Fue algo muy fuerte tener 24 años y encabezar la lista de las 62 Organizaciones Peronistas, en 2006. Porque a partir de ese momento no tuve que responder solo a Camioneros sino a todos los trabajadores de la región. 
 
-¿Cómo analizás los enfrentamientos del gobierno Nacional hacia los sindicatos?
-En nuestra historia democrática, desde el 83 para acá, cada vez que gobernó la derecha siempre utilizó al sindicalismo como un escollo. Alfonsín que quiso adoctrinar y apaciguar al sindicalismo hasta la Ley Banelco y el recorte del 13% de los salarios y a los jubilados por parte de De la Rúa y su ministra de Trabajo, Patricia Bullrich. Ahora Cambiemos está demostrando seguir en esta línea de amar a los empresarios y odiar a los trabajadores. Un ejemplo nomás: prometieron sacar el impuesto a las ganancias y todo sigue igual. El trabajador no recibe “un centro”. Todo a favor de las mineras y el campo. La banca maneja la economía del país y te disparan el dólar de 9 a 19 pesos en dos años, porque con eso ganan las empresas de afuera y pierden obviamente las locales. 
 
“Cristian Cardozo sabe escuchar al vecino, a los trabajadores, y la gente necesita eso, que la escuchen más allá de que le den algo”.
-Al tener cobertura en 11 municipios tenés relaciones con distintos intendentes de diversos colores políticos, ¿cómo manejás esto con tu formación e ideología peronista?
-Es interesante. Fijate que tenemos en la región intendentes peronistas, radicales, vecinalistas, de Cambiemos… tengo y tuve contactos desde el radicalismo duro de los Rappallini en Maipú hasta el “Tano” (Blas) Altieri del vecinalismo, en Pinamar. O el peronismo de Juan y Juan Pablo de Jesús, el PRO ahora con Martín Yeza. Este panorama te abre porque no podés solo comulgar con el peronismo y dejar excluidos a los trabajadores o no dialogar y trabajar en conjunto con intendentes que tienen otra ideología. Porque nosotros somos principalmente dirigentes gremiales.
 
-Mencionás a dos intendentes vecinos, jóvenes y de partidos opuestos: Juan Pablo de Jesús y Martín Yeza.
-Yeza me sorprendió cuando me llamó para juntarnos y conocernos a un mes de haber ganado las elecciones, en 2015. Y un compañero nuestro, Pablo De Filippis, había integrado una lista opositora a Cambiemos en Pinamar. Bueno, Pablo hoy es su director de Empleo y Producción. De Juan Pablo me gusta su personalidad. No tiene grises, te dice sí o te dice no. Me jugué políticamente por él muchas veces porque rescato su lealtad. Es uno de los mejores intendentes que tuvo La Costa y le veo un futuro enorme en la política. Ahora, si mañana cambia su rumbo político y atenta contra los trabajadores o municipaliza la recolección de residuos, él sabe bien que seré el primero en pararme en la vereda de enfrente. Y dentro de su gabinete tengo un amigo que hice en estos años que es Cristian Cardozo, que logró ganar la única legislativa de la gestión de Juan Pablo y que también es hincha de Independiente. Cristian sabe escuchar al vecino, a los trabajadores, y la gente necesita eso, que la escuchen más allá de que le den algo.
 
-¿Cómo ves la temporada de verano respecto a otros años?
-Si hacés un parámetro de la temporada en estos primeros 15 días, hay más consumo en negocios y supermercados que en los restaurantes. Eso indica que la gente compra y cocina en su casa o departamento de alquiler. Cuando hay más consumo en los restaurantes que en los supermercados, ahí te marca que es una temporada exitosa. Y por el momento no se está dando.