Sociedad

Quién es Claudio Galarza, el concejal acusado de abusar de su cuñada

El escándalo con el concejal de Pinamar del Frente para la Victoria crece día a día. El edil fue denunciado por su suegra, por abuso sexual y violación durante dos años de su hija menor.
26 de febrero 7:18 PM
En esta nota
imag

Los dos acusados: Galarza y Rocío Ayelén Sampietro, hermana de la menor que habría sido abusada sexualmente. Escándalo en Pinamar.

El escándalo con el concejal de Pinamar del Frente para la Victoria, Claudio Galarza, crece día a día. El edil fue denunciado por Claudia Sampietro, por supuesto abuso sexual y violación durante dos años de su hija menor, hoy de 15 años.
 
La mujer radicó su denuncia en la Comisaría de la Mujer local. Además, la denuncia de la señora incuye a su propia hija mayor, de 23 años y pareja de Galarza desde los 18: por ser la “facilitadora” de reiterados abusos y violaciones de la menor. Esta tarde ambos fueron detenidos en Pinamar.
 
Galarza es vicepresidente 2º del HCD de Pinamar tiene 51 años y está en pareja con Rocío Ayelén Sampietro, que es hermana de la menor que habría sido violada. El concejal es dueño de una empresa de turismo que lleva su nombre. Además de viajes de contingentes realiza también de estudiantes egresados de secundaria.
 
Estudio musculación deportiva y masajista en el Instituto Privado de Educación Física y también Tecnicatura Superior en Turismo. Tanto Galarza como su novia quedaron imputados en una causa a cargo de la Unidad Fiscal Nº 4 caratulada como “abuso sexual agravado reiterado” y el caso quedó radicado ante el juez de Garantías Nº 6 de Villa Gesell, David Mancinelli.
 
La denunciante y la víctima ya brindaron declaración testimonial y el juez dictó una medida cautelar de prohibición de acercamiento a requerimiento de la fiscalía interviniente. Tras la denuncia, se ordenaron distintas medidas de prueba: declaraciones testimoniales y peritajes psicológicos y psiquiátricos de víctimas e imputados. Fuentes del juzgado adelantaron que de reunirse elementos suficientes se podría citar a declarar a los acusados e incluso requerir su detención.
 
EL TESTIMONIO DE LA MADRE
Según Claudia Sampietro, el abuso deshonesto hacia su hija empezó “cuando ella tenía entre 12 y 13 años, y la violación con acceso carnal fue a los 14. El abusador es lamentablemente mi yerno, el concubino de mi hija de 23 años, a quien también denuncié. Por más que me duela involucrarla, hice lo correcto. Es mi sangre, es mi hija. Pero no puedo tapar esto”.
 
“La pervertían sexualmente entre tres y cuatro veces por semana. Los primeros meses le hicieron practicar sexo oral y masturbaciones. Y después él empezó a violarla. La hermana, según la nena, nunca estuvo cuando la ultrajó carnalmente. Pero sí la hacía participar de la masturbación y del sexo oral.
 
Se detuvieron a mediados de este año, cuando mi actual pareja se mudó con nosotros. Mi hija menor se sintió segura con él viviendo acá. Y la semana pasada se animó a hablar”, explicó la mujer de 48 años.