Sociedad

El desgarrador video de despedida del marinero de San Bernardo perdido en Rawson

Se trata de Nahuel Navarrete, uno de los 8 tripulantes del Rigel, el buque perdido perdido. Horas de angustia para la familia.
12 de junio 2:09 PM
imag

Nahuel Navarrete continúa desaparecido junto a sus compañeros del buque pesquero. Su madre sufre su ausencia. (Foto: San Bernardo Info).

El momento de la partida del buque pesquero Rigel de Mar del Plata se convirtió en algo conmovedor dado que no sería un viaje más de la tripulación ya que todavía es buscado, desde el sábado a la madrugada tras su desaparición. Y entre los 8 marineros hay uno que vive en San Bernardo: Nahuel Navarrete.
 
El barco es buscado intensamente por Prefectura Naval Argentina y buzos tácticos en la zona de Rawson y por el momento solamente fue hallado el cuerpo de Salvador Taliercio, capitán de la embarcación.
 
“Estamos peleando contra el tiempo”, comentó la madre de Nahuel, Graciela Godoy, en conversación con el sitio San Bernardo Info. Navarrete, de 32 años y padre de 6 hijos, vive en el Partido de La Costa, donde su familia se radicó hace 15 años. 
 
La madre de Nahuel agradeció el acompañamiento del concejal del Frente para la Victoria del HCD de La Costa, Marcelo Pavka, quien se puso a su disposición y se mantiene en permanente contacto.
 
El guardacostas SB-15 Tango perteneciente al Servicio de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental se está dirigiendo al área del naufragio, donde ya se encuentran trabajando patrullas terrestres, dos helicópteros, un avión y tres embarcaciones.
 
Cabe recordar que el Rigel había partido en las primeras horas del martes 5 desde el puerto de Mar del Plata con el objetivo de pescar langostino en aguas patagónicas. El sábado 9, Prefectura Naval Argentina perdió contacto con el barco y activó el protocolo de búsqueda.
 
El cadáver del capitán, cajones de pescado, una radiobaliza, una lona de color naranja, un salvavidas y manchas oleosas son los rastros encontrados hasta ahora. 
 
Cuando se recibió la última comunicación, las condiciones climáticas en la zona eran malas, con vientos de entre 30 y 40 kilómetros por hora y olas de hasta cinco metros de altura, según lo indicado por Prefectura.