Rusia 2018

La historia de los hinchas argentinos perdidos en Rusia que conmovieron a Putin

Se equivocaron de ciudad y terminaron a 800 kilómetros de donde se jugaba el partido ante Croacia. El presidente del país organizador del Mundial decidió compensarlos y... ¡les regaló entradas para el partido contra Nigeria!
29 de junio 11:15 PM
 
imag

Dos argentinos equivocaron la ciudad del partido con Croacia. Putin les regaló entradas para el juego ante Nigeria.

Rusia es un país territorialmente enorme. El más grande del mundo, de hecho. Y su idioma es complejo. Todo esto llevó a dos fanáticos de la Selección Argentina a perderse el partido contra Croacia en el Mundial de Rusia 2018 debido a una confusión de viaje. Pero su historia llegó a oídos del presidente Vladimir Putin, quien se conmovió y decidió compensarlos por su error.
 
Los aficionados extraviados recibieron boletos para el siguiente partido de su selección, cortesía de Putin, según informaron este viernes desde el Kremlin.
 
El periódico Komsomolskaya Pravda informó que los dos hombres volaron a Rusia con planes de ver a la Argentina enfrentarse a Croacia en Nizhny Novgorod, pero accidentalmente fueron a la ciudad de Veliky Novgorod, a unos 800 kilómetros más al oeste. La historia se hizo tan conocida que llegó hasta Putin y el propio presidente les aseguró sus entradas para el partido contra Nigeria en San Petersburgo, donde Argentina consiguió el acceso a la siguiente fase.
 
La agencia de noticias Interfax consultó si Putin había ordenado que los hinchas argentinos recibieran las entradas y el propio Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, confirmó la noticia.
 
Según cuenta Reuters, el Kremlin desea utilizar la Copa del Mundo para mostrar a Rusia como un país abierto y acogedor, y ha trabajado arduamente para abordar las preocupaciones de sus visitantes, quienes colmaron las 11 ciudades anfitrionas del evento. Muchos fanáticos tuvieron problemas en Rusia con los nombres de las ciudades y reservaron el destino equivocado.
 
Por ejemplo, unos 100 hinchas nigerianos se quedaron varados temporalmente en Kaliningrado a principios del torneo debido a problemas de visa.