Deportes

La historia de Lucas Vilar, el humilde atleta que se prepara en Suiza para el Mundial de Ciclismo

Alejado de su familia como Rocky Balboa, Lucas Vilar se entrena para disputar el Mundial de Ciclismo. De su origen humilde a la búsqueda de la cima mundial, el viaje frenético de un sueño.
04 de julio 8:15 AM
imag

Del mar a la montaña, la naturaleza acompaña el crecimiento de Lucas Vilar, en la foto en un alto de su entrenamiento en Suiza.

Rocky Balboa tenía orígenes humildes y llegó a la cima mundial. Sus entrenamientos alejado de su familia y en la nieve para enfrentar a Iván Drago, el gigante ruso, en la inolvidable Rocky IV, quedaron en al historia del cine mundial.
 
Lucas Vilar no es un personaje de ficción pero tiene aristas que pueden recordarlo al personaje creado por Sylvester Stallone: el origen humilde y la soledad del entrenamiento en Suiza, donde fue especialmente reclutado como preparación para el Mundial de Ciclismo. Con 17 años y oriundo de Mar de Ajó, Partido de La Costa, las últimas de sus numerosas medallas obtenidas son cuando se consagró Campeón Argentino de Pista Junio, tras lograr tres Oro y una Plata.
 
En Suiza se entrena desde esta semana en un pueblito llamado Aigle, en la zona de los Alpes, cerca de Francia, cerca de Italia. Una zona mágica, con montañas como eternas testigos del esfuerzo que Vilar realiza en el Centro de la Unión Ciclista Internacional (UCI). Lo hace pensando en su participación representando a la Argentina en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Pista Junior, del 15 al 19 de agosto.
 
Del mar a la montaña, la naturaleza acompaña el crecimiento de Lucas Vilar, que tuvo la gracia de ser apoyado por la Municipalidad de La Costa, a través del Centro Municipal de Alto Rendimiento Deportivo, donde la gestión de Juan Pablo de Jesús apoya a los deportistas costeros de mayor proyección.
 
En La Costa, donde viven unas 80 mil personas, hay alrededor de 8.000 que practican deportes. No hay estadísticas nacionales, pero el porcentaje podría ser de los más altos del país. En ese hábitat se forjó Lucas Vilar, el Rocky Balboa que creció rodeado de humildad y un talento cuya semilla echa raíces capaces de desafiar al mundo.