Martes 13 de noviembre de 2018
07/11/2018 - 21:19 | Noticias | Política

Respecto a la inflación, Vidal propone un presupuesto con más deuda y menos fondos para Salud y Educación

Los detalles de lo que destinará el gobierno bonaerense a las áreas más sensibles. Intendentes y el Fondo Educativo.

El pago de la deuda será el único ítem que crecerá por encima de la inflación de este año.

El gobierno de María Eugenia Vidal envió a la Legislatura bonaerense el presupuesto 2019 en el que apunta a un fuerte incremento en las partidas destinadas a la deuda, de casi el 100%, con un total que alcanza los 56 millones de pesos. De esta manera, el pago de la deuda será el único ítem que crecerá por encima de una inflación que según cálculos optimistas ubican para este año en el 45 por ciento mientras otros hablan de que superará el 50 por ciento.

Si bien Educación sigue siendo la mayor parte de inversión del Presupuesto, con 222 mil millones de pesos que representan un 36% más que en 2018, pero con más de 10 puntos por debajo de la inflación proyectada. Y si se toma en cuenta el total del gasto del año, Educación se lleva apenas el 23,9%, el más bajo porcentaje desde que asumió Vidal. Teniendo en cuenta el conflicto permanente que el gobierno mantiene con los gremios docentes por las paritarias y los casi 30 días de paro en el año, estos números no acercarían las partes sino todo lo contrario con vistas al próximo año lectivo.

Un caso similar ocurre con la Salud, donde se volcarán 51 mil millones de pesos, apenas un 28 por ciento más que en 2018, con un impacto sobre el gasto total de 5,5 por ciento, significativamente menos del 6,33 que se calculó para 2018. Entre los que perdieron también aparece el área de Producción, que cayó un 8 por ciento de año a año: en 2018 contó con 1.430 millones para funcionar y en 2019 le deberán alcanzar 1.315 millones.

En lo que respecta al ministerio de Seguridad, el gobierno de Vidal invertirá 82 mil millones de pesos con un crecimiento del 33,8 por ciento más que en 2018. En orden de números para 2019, luego aparece Justicia, con 24 mil millones –aumento de 40 por ciento, el 2.6 por ciento del gasto total-; Desarrollo Social, con 23 mil millones –aumento de 44 por ciento, el 2.5 por ciento del gasto-; e Infraestructura, con 23 mil millones -35 por ciento de aumento, el 2.5 por ciento del gasto.

En tanto que la Jefatura de Gabinete fue beneficiada con el Presupuesto y duplicó sus números respecto a 2018 con 2.700 millones de pesos asignados, en tanto que el Ministerio de Gobierno y la Gobernación, con 2.600 millones prácticamente mantuvieron lo del año pasado.

LOS INTENDENTES EN ALERTA

Los intendentes opositores de la Provincia coincidieron en el fuerte impacto que tendrá el ajuste sobre los municipios luego de conocer al detalle el presupuesto 2019. De esta manera comenzaron a diagramar una estrategia para negociar cambios que permitan morigerar los costos que comenzarán a sentirse de mayor manera a partir del año que viene.

Los jefes comunales peronistas hicieron foco en el Fondo Educativo, una partida que el gobierno nacional gira a las provincias y que a su vez, una porción, las provincias deben girar a los municipios para gastos educativos.

La pelea que se viene dando en los últimos años tiene que ver con el destino que finalmente los intendentes dan sobre esos fondos. Mientras desde el gobierno provincial insisten en que deben afectarlos a obras de infraestructura en las escuelas, según el círculo íntimo de Vidal los alcaldes prefieren gastarlos en salarios a docentes por fuera de la educación formal. El gasto extra que deberán afrontar los intendentes con este nuevo diseño es de aproximadamente 23 mil millones de pesos.

El tema que puso en alerta a la gobernadora fue la explosión de la escuela en Moreno, donde murieron dos personas. A partir de ese caso trágico ahora les exigirán desde 2019 a los intendentes que destinen el 100% del dinero del Fondo Educativo a obras de infraestructura escolar cuando hasta este año estaban obligados a destinar solamente el 50% de la suma que gira la Provincia.

Como parte de la negociación, los intendentes dicen que aceptan la imposición de destinar la totalidad del Fondo Educativo para obras siempre y cuando el gobierno provincial también afecte el 100% de lo que recibe de Nación para arreglar las escuelas. "Si las dos partes afectamos el 100%, en poco tiempo arreglamos todas las escuelas", aclaran los alcaldes, que están en alerta máxima.