Martes 06 de diciembre de 2022
20 JUN 2018 - 16:14 | Política

El FMI aprobó el acuerdo y libera los primeros US$ 15.000 millones

El resto de los US$ 50.000 millones estarán disponibles si Argentina "va cumpliendo las metas". El préstamo que recibirá nuestro país es el más grande de la historia del organismo.

 El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el acuerdo stand by de US$ 50.000 millones con la Argentina, un préstamo que le dará al Gobierno una inyección de fondos frescos y un marco de política económica con el cual espera terminar de torcerle el brazo a la corrida cambiaria, recuperar la confianza de los mercados y encarrilar la economía.
 

El nuevo acuerdo con el Fondo, que había aprobado un préstamo para la Argentina por última vez en 2003, contempla un ajuste fiscal mucho más duro al previsto por el gobierno de Mauricio Macri hasta principios de mayo, cuando la salida de inversores de la Argentina provocó una fuerte depreciación del peso que desató un efecto dominó y forzó al Gobierno a implementar un "gradualismo" más vertiginoso.

 

Según publica La Nación, la aprobación del "board" del Fondo liberará de manera automática un tramo de US$ 15.000 millones de los fondos totales que obtuvo el Gobierno, que serán transferidos por los miembros acreedores desde sus respectivas cuentas del FMI a cuentas de liquidación designadas por el Banco Central en el Banco de Pagos Internacionales (BIS, según sus siglas en inglés) en Basilea, Suiza, en dos días hábiles.

 

El Central, ahora bajo el liderazgo de Luis Caputo , girará luego la mitad de esos fondos al Tesoro. Caputo reemplazó a Federico Sturzenegger, quien firmó la Carta de Intención a la directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en la cual el Gobierno solicita el respaldo formal al programa presentado por la Argentina.

 

El acuerdo con el FMI le permitirá al Gobierno ganar tiempo al acceder a una línea de crédito sustantiva para financiarse durante los próximos tres años, un paragüas financiero que intentará utilizar para terminar de cerrar la brecha fiscal más rápido y bajar la inflación, la cual, según las proyecciones del mercado, convalidadas por el equipo económico de Macri, cerrará el año por encima del 27 por ciento.