Miércoles 23 de enero de 2019
29/10/2018 - 09:00 | Noticias | Política

Olivera: “Es un momento difícil para planificar en un municipio”

El intendente de Tordillo contó sobre cómo es gobernar en contexto de crisis.

El intendente Olivera analizó el presente de su municipio frente a la crisis en la Provincia y Nación.

En un momento en que la gente está reclamando transparencia, nosotros damos un salto importante”. El intendente de Tordillo, Héctor Olivera, definió de esta manera la decisión de conformar una comisión fiscalizadora de la obra pública municipal integrada por los propios vecinos.

En el distrito ya se ha abierto el registro donde la gente se puede inscribir para ser fiscalizadores de las obras que emprenda la comuna. Esta medida, dijo Olivera, que “el artículo 193 de la constitución de la Provincia dice que cada vez que tenga que construirse una obra en la que se utilicen fondos del común, la municipalidad nombrará una comisión de propietarios”.

Los objetivos de la comisión, una muestra de mecanismo de participación popular directa, incluyen “fiscalizar y transparentar la gestión pública, verificar si los procesos de contratación se realizan respetando las normas legales vigentes, verificar que las obras se realicen en tiempo y forma y controlar la calidad de obra y los materiales, además de los servicios adquiridos”, entre otros.

EL IMPACTO DE LA CRISIS
La situación de la obra pública en los municipios es altamente preocupante. Olivera señaló que en Tordillo “ya terminamos una etapa de cloacas y vamos a hacer una nueva etapa”, con la que esperan inaugurar la recientemente creada comisión. Además, “se está construyendo una biblioteca pública municipal que va a tener sala de computación con internet libre y gratuita para que los chicos vengan a hacer sus tareas”.

Sin embargo, la comuna tiene en carpeta una obra “que no la queremos anunciar todavía porque es un momento difícil, en el que no estamos seguros de que podemos llegar a hacer porque todos los días cambian las reglas de juego”. Esa obra se va a llevar adelante “con el último recurso del fondo sojero”, cuya eliminación ha sido uno de los golpes grandes sentidos por las comunas.

“Es un momento muy difícil para planificar porque hicimos un presupuesto con el dólar a un dinero, el gasoil a un precio y eso va cambiando todos los días”, evaluó el jefe comunal. A las dificultades que provoca la crisis, Olivera agrega la diferencia de tratamiento entre municipios del mismo signo que el gobierno provincial y los de la oposición.

“Hay discriminación; vemos que distritos vecinos reciben fondos mucho más fáciles que nosotros”, enfatizó. “Acá se anunciaron viviendas y no pasó nada”, relató. “Vino el administrador del Instituto de la Vivienda y firmó un acta acuerdo por 56 viviendas hace dos años y medio y todavía no hemos podido firmar el convenio. Primero bajaron (la cantidad de casas) a 28 y ahora hablan de 14”, dijo, al tiempo que insiste en que “queremos empezar aunque sea una, pero vemos que falta política recursos y obviamente la Provincia está sintiendo la crisis de la economía”.

En medio de la crisis se habla de algunos dineros que podrían reemplazar al Fondo Sojero, aunque sería una cifra mucho menor a la anteriormente recibida. “Nos han pedido los números de cuenta, pero oficialmente no tenemos nada aún”, indicó. “Esperemos que podamos llegar a algún acuerdo que nos deje un poco más conformes porque si algo tenía ese fondo es que era federal y les daba un oxígeno importante a los municipios que todos los días perdemos terreno con respecto a los recursos”, cerró Olivera, quien dirige los destinos de Tordillo desde 2002, luego del fallecimiento del intendente Agustín Monge. Ya en 2003 validó su cargo en las elecciones municipales, algo que repitió en 2007, 2011 y 2015, siempre dentro del peronismo.