Miércoles 01 de abril de 2020
04/02/2020 - 09:26 | Noticias | Política
Judiciales

Falleció el juez Claudio Bonadio

El polémico magistrado, que tenía 64 años, murió hoy por la mañana en su casa del barrio porteño de Belgrano, donde se encontraba con cuidados paliativos por una enfermedad terminal.

Bonadío tenía a su cargo –por sorteo– 9 de las 10 causas contra Cristina Fernández, algo que cuestionado porque sólo puede suceder 2 veces en 1000 millones.

El juez federal Claudio Bonadio estaba a cargo del juzgado federal 11, desde donde encabezó la avanzada judicial contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros ex funcionarios.

Estaba de licencia desde el año pasado, cuando se sometió a una operación en la cabeza tras finalizar la instrucción de la causa de los “Cuadernos”. En enero había extendió su licencia y su juzgado fue subrogado por el juez Sebastián Casanello.

El año pasado fue sometido a una intervención quirúrgica para removerle un quiste que lo mantuvo fuera de sus funciones durante varias semanas. Durante el mes de enero se tomó licencia por vacaciones no gozadas. Y tenía previsto extenderla durante febrero, según consignó este medio el domingo pasado.

El Gobierno buscaba negociar con el juez su renuncia, ya que el el kirchnerismo no tenía el número para impulsar la vía del juicio político y la destitución. Bonadio tenía tres denuncias por mal desempeño en el Consejo de la Magistratura.

Bonadio, que tenía 26 años de carrera como juez federal de los tribunales de Comodoro Py, fue el primer juez en llamar a indagatoria a la ex presidenta y actual vice Cristina Fernández de Kirchner en la causa conocida como “dólar futuro”, además de ser el que más veces la procesó y elevó a juicio oral y público.

El juez elevó a juicio más de 5 causas contra Cristina Kirchner, la citó a 7 indagatorias en un solo día y le dictó 9 prisiones preventivas, seguidas de pedidos de desafuero al Congreso, informó el diario La Nación.

En septiembre pasado, Bonadio elevó a juicio oral a Fernández de Kirchner, al ex diputado nacional Julio De Vido y a otro medio centenar de imputados en la causa que investiga los denominados cuadernos de la corrupción y dos expedientes derivados de esa pesquisa. Además, Bonadio investigó a los hijos de la vicepresidenta, Máximo y Florencia.

Cristina lo acusó de persecución política y lo calificó como el ejemplo del lawfare. Antes de desembarcar en la Casa Rosada, el presidente Alberto Fernández dijo que Bonadio era uno de los jueces que iban a tener que explicar sus sentencias.