Miércoles 28 de octubre de 2020
09/09/2020 - 23:13 | Noticias | Política

Cómo fue que CABA, gracias a un decreto de Mauricio Macri, se apropió de los recursos coparticipables en detrimento de provincias más necesitadas

El diputado provincial Juan Pablo de Jesús publicó un hilo de Twitter que explica el trasfondo de la decisión del presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Foto archivo.

Acompáñenme a conocer la historia de cómo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, gracias a un decreto de Mauricio Macri, se apropio de los recursos coparticipables en detrimento de otras provincias más necesitadas.

En 2016, Macri y Rodríguez Larreta, por el traspaso de la policía, acuerdan un aumento de casi el 170% en el monto de coparticipación que recibe CABA. Aumento que se refleja en el Decreto 194 de enero de 2018 y que lleva el porcentaje de coparticipación de 1,40 a 3,75.

Posteriormente, el Consenso Fiscal celebrado en noviembre de 2017 determina modificaciones en la distribución del impuesto a las ganancias y a los débitos y créditos bancarios, acrecentando la masa total coparticipable y beneficiando nuevamente a la CABA.

Eso da lugar un nuevo decreto (257/2018) por el cual, "para mantenerla en un pie de igualdad frente a las demás jurisdicciones", se reduce la participación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a 3,50%.

El Presupuesto de la CABA para 2019 previó gastos del Ministerio de Seguridad por $45.375 millones, mientras que la coparticipación asignada a la CABA con razón del traspaso llega a $46.234 millones. Es decir $859 millones más que el presupuesto total del mencionado Ministerio.

Partiendo del presupuesto del Ministerio de Seguridad para 2016 (antes del traspaso) y proyectando la proporción del área en el total de CABA (5,2%), podemos inferir que el presupuesto para 2019 de dicho Ministerio “sin traspaso” debió ser de alrededor de $17.000 millones.

O sea, el aumento de la coparticipación por el traspaso le “ahorra” a la CABA $17.000 millones que ya gastaba antes del traspaso, más los $859 millones exceden los gastos totales del Ministerio en cuestión.

En síntesis, el drástico aumento en la coparticipación a la CABA no respondió a un criterio de compensación por el traslado de funciones sino a una decisión arbitraria que benefició al distrito más rico con recursos que pudieron destinarse a provincias más necesitadas.

Esto viene a reparar el gobierno de Alberto Fernández, con una perspectiva más justa, solidaria y federal. Dialogando y buscando acuerdos, pensando en lo mejor para todos, pero con la firme decisión de privilegiar a quienes peor están.

 

TUITS PUBLICADOS EN ENERO DE 2020.