Jueves 27 de junio de 2019
09/01/2019 - 20:33 | Noticias | Sociedad

Por efecto de la devaluación, los viajes al exterior cayeron por sexto mes seguido

Según el Indec, en noviembre del 2018 tuvieron un descenso del 19,8%, mientras que la llegada de turistas extranjeros aumentó un 12,3%.

Los datos del Indec para noviembre reflejan un recorte interanual del 19,8% en el número de partidas desde territorio argentino.

En la previa a los meses de mayor movimiento turístico, el efecto de la devaluación del dólar se evidenció en los datos oficiales. Según el Indec, en noviembre las salidas a otros países tuvieron un descenso interanual del 19,8% al pasar de 344.900 viajes de turistas residentes a 276.600. Los principales destinos fueron Brasil (21,8%), Estados Unidos y Canadá (20,8%), Europa (19,6%) y Chile (6,6%).

No obstante, el acumulado anual todavía presenta números negativos, con un incremento del 0,3% respecto al mismo período del año anterior, que de todas maneras se va reduciendo paulatinamente y todo indica que terminará el año por debajo del 2017.

Es que esta contracción se va incrementando mes a mes, ya que se trata de un servicio que suele contratarse con cierta anticipación. Así, mientras que al inicio de la devaluación en junio las bajas eran de sólo el 2,6%, una vez que el dólar pasó a cotizar más cerca de los $40 en septiembre, los recortes siempre se ubicaron por encima de los dos dígitos.

En consecuencia, este comportamiento se mantendría durante el primer semestre del 2019, en cuanto las variaciones de la segunda parte del año podrían tener una reversión ante la posible apreciación cambiaria que el Gobierno quiere sostener de cara a las elecciones.

Por otro lado, se registraron 274.600 llegadas de turistas no residentes a la Argentina, lo que representa un incremento interanual del 12,3% que la coloca como la más alta de todo el año.

De esta forma, en lo que va publicado del 2018, el turismo receptivo marcó una suba del 6,9% frente a los primeros once meses del 2017 y al aumentar por encima de la salida de turistas, ayuda a cerrar el déficit en este sector.

La mayoría de los arribos extranjeros provino de Brasil (25,2%), seguido por Europa (23,1%), Estados Unidos y Canadá (12%) y Chile (11,4%), que a su vez fue el origen que indicó el crecimiento interanual más elevado (34%).

Si bien la mayoría de los arribos se produjo lógicamente mediante los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque, la apertura de nuevas rutas directas desde muchas otras ciudades del país produjo un crecimiento exponencial de ciertos aeropuertos.

Entre ellos, se destacó la suba interanual del 44,9% en Neuquén, del 38,5% en Córdoba, del 36,5% en Mendoza -traccionada por el dinamismo del turismo chileno- y del 33,8% en Salta.