Lunes 22 de abril de 2019
15/01/2019 - 16:46 | Noticias | Sociedad

Se cumplen 40 años de la tragedia de los micros, ocurrida a la altura de Castelli

En 1979 se produjo el más grave accidente ocurrido sobre la por entonces Ruta 2, hoy Autovía, en las inmediaciones de la localidad de Guerrero. Murieron 33 personas.

El estado en el que quedaron ambos micros tras el impacto en aquella madrugada del 15 de enero de 1979 (foto: archivo Infozona).

El 15 de enero de 1979, pasadas las 4 de la mañana, chocaron frontalmente dos ómnibus con pasaje completo. Uno de ellos pertenecía a la empresa Argentina y el restante a la empresa Río de la Plata, los cuales circulaban en sentido opuesto. Según se informó, el reventón del neumático de uno de ellos provocó la tragedia que ocasionó la muerte de 33 personas, mientas que otras 55 resultaron heridas.

La por entonces angosta Ruta 2 permaneció cortada al tránsito durante varias horas, por cuanto el rescate de los heridos resultó dificultoso, pues muchos de ellos se encontraban entre los retorcidos hierros de ambos colectivos.

En el siniestro, que está catalogado como uno de los más graves registrados en las rutas del país, trabajaron los Bomberos Voluntarios de Castelli, Lezama y Chascomús, también los de la Policía de la provincia de Buenos Aires con asiento en Dolores, y ambulancias de los hospitales de las mismas localidades y de Pila, además de las asignadas al Operativo Sol y otras privadas de la zona, que trasladaron a las víctimas a los nosocomios de Dolores, Castelli, Lezama, Chascomús y La Plata.

Se dispuso un operativo policial con agentes de toda la región y otros que arribaron de la ciudad de La Plata, habida cuenta de que la violencia del impacto causó la destrucción casi total de los dos ómnibus.

El intenso tránsito que se registraba en ambas direcciones, considerando que era el primer recambio de quincena del recién iniciado año 1979, fue desviado a través de la Ruta 41 en Castelli hasta Pila y de allí por la ruta 57 hasta Lezama en sentido hacia CABA y de manera inversa en sentido contrario.

Bomberos Voluntarios que trabajaron en tal accidente comentan hoy que la escena con la que se encontraron cuando arribaron al lugar era aterradora. “Todo lo que se veía eran cuerpos esparcidos. Estaban por todos lados. Nunca en mi vida había visto algo así”, le comentó a Infozona, el portal que 40 años después evocó aquel luctuoso accidente, un bombero jubilado de la zona.