Jueves 21 de febrero de 2019
22/01/2019 - 12:17 | Noticias | Sociedad

Hantavirus: el marido y el hijo de la mujer fallecida de Castelli están internados

El municipio detectó un foco infeccioso en el galpón de un campo donde trabaja el marido de Tahis Pérez, Pablo Colellia.

Hantavirus: el marido y el hijo de la mujer fallecida de Castelli están internados.

Dos días después de la muerte de una mujer por hantavirus, fueron internados el marido y un hijo en la capital bonaerense y en CABA. Tienen síntomas compatibles con la enfermedad, se encuentran internados en terapia intensiva pero aún no está confirmado que sea también hantavirus. Castelli, ciudad de donde es oriunda la familia, sigue en alerta y preocupación, informó Rosario Marina para La Nacion.

El municipio detectó un foco infeccioso en el galpón de un campo donde trabaja el marido de Tahis Pérez, Pablo Colellia. Hacía unos días habían ido a comer un asado al galpón. Ahí encontraron excremento de roedores, orina, cuevas. Ahí, suponen desde el municipio, se habrían infectado.

"Tuvimos una muerte por hantavirus confirmada. Y en el día de ayer se trasladaron a terapia intensiva el marido de la mujer que falleció y un hijo de tres años con síntomas compatibles con el hantavirus", explicó a LA NACION el intendente de Castelli, Francisco Echarren.

Pablo y su hijo de 3 años empezaron ayer con vómitos, diarrea y fiebre. A las seis de la tarde trasladaron al niño al Hospital Garrahan, en CABA, y al padre en el Hospital San Martín de La Plata. Según el intendente están bien de salud pero por protocolo hay que internarlos en terapia. Ahora están esperando el resultado del análisis en el Instituto Malbrán, que tarda entre tres y cuatro días.  

Tahis y Pablo tienen dos hijos más: una nena de 6 años y otro de 3, mellizo del que está internado. Tahis Pérez falleció el sábado a las 4 de la mañana. Su padre era un médico reconocido en Castelli. Con él fue al hospital, a las dos horas tuvo que ser trasladada por los efectos del virus. Desde ese momento, se hizo un protocolo de seguridad para la familia y apenas detectaron los síntomas del marido y el niño los trasladaron sin esperar. "Es para hacerle el seguimiento, aún no está confirmado el diagnóstico", advirtió el intendente Echarren.