Miércoles 21 de agosto de 2019
28/01/2019 - 14:46 | Noticias | Sociedad

Murieron miles de abejas en Ayacucho tras ser fumigadas con agroquímicos

Un grupo de apicultores de Ayacucho denuncia la pérdida de varias colmenas tras una fumigación aérea no notificada. Calculan 70 mil pesos de pérdidas. Video.

Los apicultores se encuentran en alerta en el partido de Ayacucho por colmenas muertas por fumigaciones.

En Ayacucho, apicultores denuncian la pérdida de gran parte de sus colmenas luego de una fumigación aérea que no fue previamente notificada. El hecho responde a la nueva resolución firmada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires, la cual –contrariamente a lo que había dictado la Suprema Corte Bonaerense en 2012- habilita a fumigar a pocos metros de localidades rurales, así como escuelas y cursos de agua.

En un video, uno de los apicultores muestra la cantidad de colmenas afectadas por el rocío de los agroquímicos, evidenciando la muerte de una cantidad gigantesca de abejas. Los productores hablan de una pérdida que va entre los 50 y 70 mil pesos. 

“Los dueños están fumigando. No nos informan. Entonces al pasar el avión, matan todo. Hay productos que están aprobados y no matan ni la abeja, ni mariposas, ni polinizadores. Pero salen mucho más. Si nos avisaran, se podría convivir”, dijo Guillermo Landagaray, un apicultor de Ayacucho.

Las denuncias por fumigaciones con productos que no sólo afectan a la fauna y flora, sino también a la salud humana, no son nuevas en Ayacucho. De hecho, en septiembre pasado la directora de la escuela rural 28 de ese distrito realizó una denuncia formal luego de que un "mosquito" fumigara a tan sólo 20 metros del establecimiento, en horario de clase. Por precaución, la docente y algunos alumnos tuvieron que ser atendidos en un hospital.  

Según Infocielo, la nueva resolución que firmó el gobierno de María Eugenia Vidal, de la mano de su ministro y ex gerente de Monsanto, Leonardo Sarquís, deja el camino libre para que las fumigaciones se realicen a escasos metros de centros poblacionales y márgenes de curso de agua.

Los productos tradicionalmente utilizados para eliminar plagas son el glifosato, atrazina, 2.4-D, glufosinato de amonio y otros químicos. Gran parte de la comunidad científica, e incluso la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), han advertido sobre las consecuencias ante la exposición a estos agroquímicos. Entre ellos, problemas respiratorios, afecciones de piel, hipotiroidismo y distintos tipos de cáncer.