Jueves 21 de marzo de 2019
18/02/2019 - 17:32 | Noticias | Sociedad

El acusado de matar a un joven en Miramar seguirá detenido en el Centro de Menores de Batán

La fiscalía solicitó la realización de pericias psicológicas y psiquiátricas. Mantienen la acusación por homicidio preterintencional.

El fiscal Walter Martínez Soto explicó que la pena en expectativa para este tipo de hechos es de seis años de prisión.

El adolescente acusado de pegarle una trompada que terminó siendo mortal a Ezequiel Lamas en la ciudad de Miramar y que fue detenido el domingo a la noche, seguirá alojado en el Centro de Menores de Batán a la espera de la realización de las pericias psicológicas, psiquiátricas e informes solicitados por el fiscal Walter Martínez Soto.

Luego de que declarara en la sede del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil se solicitó la realización de una serie de informes para anexar a la causa por homicidio preterintencional. La calificación propuesta por el fiscal fue avalada por la Justicia de Garantías al momento de emitir la orden de detención que se hizo efectiva en el barrio porteño de Caballito.

Según el portal 0223, Martínez Soto consideró inentendible y desafortunado lo sucedido y que “muestra el grado de violencia con el que vivimos”. Después de la agresión el adolescente se fue del lugar y apenas se obtuvo algún dato filiatorio que permitió detenerlo el domingo a la noche.

Para el funcionario está descartado que la víctima haya querido robar o estuviera involucrado en algún hecho previo e incluso la situación estaba aclarada con la policía cuando el agresor apareció “de la nada” y le dio el golpe que lo hizo caer.

Consultado acerca de la calificación propuesta, el fiscal sostuvo que con la prueba reunida hasta el momento se entiende que el golpe aplicado no habría sido con la intención de provocarle la muerte. “Hubo una cuestión que algunos pueden señalar como accidental: que la violencia del puñetazo hizo caer a la víctima inconsciente al piso, lo que derivó en un golpe fortísimo, la fractura de cráneo posterior, la hemorragia interna y su muerte”, agregó.

Martínez Soto explicó que la pena en expectativa para este tipo de hechos es de seis años de prisión aunque en el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil la misma se establece al final del proceso y que en algunos casos la misma ha sido en suspenso o con una escala más cercana a la tentativa de homicidio.