Miércoles 29 de enero de 2020
17/07/2019 - 16:11 | Noticias | Sociedad

Cadáver de bebé robado en Miramar: investigan si fue utilizado para un rito

Así lo dejó entrever el fiscal Alejandro Pellegrinelli, quien interviene en la causa junto a la Delegación Departamental de Investigaciones.

El fiscal Pellegrinelli ordenó el rastrillaje del cementerio y aledaños, en las inmediaciones del vivero de Miramar (foto: La Capital).

El cuerpo del bebé robado del cementerio de Miramar podría haber sido utilizado para algún rito religioso tipo umbanda, según investigan la Justicia y la policía.

Así lo indicó este miércoles por la mañana el fiscal del caso, Alejandro Pellegrinelli, en diálogo con la prensa en Tribunales. En esa línea trabaja, precisamente, el personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI).

En la misma rueda, el investigador explicó que el robo del cadáver ocurrió poco tiempo después de haber sido enterrado, lo cual abona la hipótesis mencionada. Es que, si se tratara de un hecho extorsivo, dabería haber existido la exigencia de dinero a la familia para la devolución del cuerpo.

Es que la profanación de la tumba se produjo el fin de semana comprendido entre el 5 y el 8 de julio, por lo que ya pasaron varios días en los que la pesquisa avanzó poco en pos de esclarecer el robo del cuerpo.

Según explicó Pellegrinelli, se tomaron declaraciones a familiares del bebé fallecido como consecuencia de un paro cardíaco súbito, y también al personal del servicio fúnebre y a los empleados municipales.

Sin embargo, al no haber cámaras de seguridad en la zona del cementerio y a falta de pistas certeras, el caso se tornó más complejo con el transcurso del tiempo y este martes acabó por hacerse público con la publicación que realizó el diario La Capital.

En las próximas horas, el fiscal Pellegrinelli buscará ahondar en la investigación de un posible rito de tipo umbanda para el que, supone, podría haber sido cometida la profanación de la tumba. En ese sentido, ordenó el rastrillaje del cementerio y el resto de la zona. Es decir, sobre las inmediaciones del vivero miramarense.

Hasta ahora, no hay rastros de las prendas que llevaba colocadas el cadáver ni tampoco apareció el féretro. Los uniformados sólo hallaron el cojín de color blanco que pertenecería al cajón donde estaban depositados los restos del bebé.

Por otra parte, el fiscal Pellegrinelli dijo en rueda de prensa que el padre del niño está preso, y que por ahora no se descarta que el hecho esté vinculado a su situación.