Jueves 12 de diciembre de 2019
29/07/2019 - 17:48 | Noticias | Sociedad

Confirmado: se robaron otro cadáver de un bebé del cementerio de Miramar

Personal de la Policía Comunal junto al de Bomberos y al de la fiscalía de Miramar exhumaron la tumba de Liam Rodríguez y el cadáver no estaba.

El niño había fallecido el 4 de febrero pasado tras sufrir un trágico accidente doméstico: un televisor cayó sobre su cabeza.

Un nuevo caso de robo de un cadáver de bebé se confirmó esta tarde en el cementerio de Miramar al exhumarse la tumba de Liam Rodríguez (2), informó La Capital.

Tal como se sospechaba, porque los padres de Liam habían reconocido las prendas de vestir halladas durante la búsqueda del cadáver de Ciro Lescano, el cuerpo no estaba en la sepultura, por lo que se inició una nueva causa judicial a cargo de la fiscalía de Miramar.

El niño había fallecido el 4 de febrero pasado tras sufrir un trágico accidente doméstico: un televisor se desprendió de su soporte y cayó sobre su cabeza.

Días atrás, cuando se conoció el robo del cadáver de Ciro Lescano, la policía, por orden del fiscal Alejandro Pellegrinelli, efectuó un rastrillaje por los terrenos lindantes al cementerio de Miramar y en esas circunstancias encontró una bermudas de jean y una campera. La madre de Ciro vio que no eran esas las prendas de su hijo, por lo que publicó una foto en Facebook. Fue entonces cuando los padres de Liam la reconocieron.

La gravedad del caso, el segundo descubierto en el mes de julio y el cuarto en los últimos dos años en el partido de General Alvarado, mereció que esta tarde estuvieran presentes en el cementerio el intendente Germán Di Cesare y la secretaria de Gobierno, María Eugenia Bove.

Una vez que se presentó la denuncia en la policía se tuvieron que realizar varios trámites para que la exhumación de la tumba de Liam fuera la última instancia. Se incluyeron peritajes geológicos y químicos que reforzaron la hipótesis del robo.

Finalmente el viernes los padres de Liam pudieron hacer el reconocimiento físico de la ropa y volvieron a decir que era la que habían utilizado para vestir al niño en su velorio. Frente a ese dato, el fiscal Pellegrinelli pidió a la Justicia de Garantías la orden de exhumación que se llevó a cabo esta tarde.

Lo más estremecedor es que sólo 4 días después de la muerte, el 8 de febrero, la familia Rodríguez había construido una lápida sobre la tumba, con una cubierta de cemento y bordes ornamentales en ladrillo. Cuando lo hicieron, el cuerpo ya no estaba allí.