Domingo 15 de diciembre de 2019
15/11/2019 - 15:36 | Noticias | Sociedad

En una hora recuperaron fósiles de tres millones de años en Miramar

Se pudieron identificar restos de aves, reptiles, gliptodontes y de grandes perezosos extintos. El notable hallazgo se produjo en unos 100 metros de exploración.

En la ciudad balnearia se produjo el hallazgo de unas 30 muestras paleontológicas de gran valor científico (foto: Museo de Miramar).

Una importante cantidad y variedad de restos fósiles de unos tres millones de años fueron hallados en unos 100 metros de exploración en la localidad bonaerense de Miramar y en menos de una hora, según informó el Museo de Ciencias Naturales local, Punta Hermengo.

En una prospección paleontológica con el equipo de investigadores del Museo se produjo el hallazgo de unas 30 muestras paleontológicas de gran valor científico, entre ellas, una que podría ser única en el mundo, informó La Voz del Interior.

“Encontramos en una plataforma una amplia diversidad de organismos que vivieron y conformaron un primitivo ecosistema ya desaparecido”, comentó Mariano Magnussen Saffer, del laboratorio de paleontología del museo, y agregó: “Estos hallazgos siguen demostrando el potencial científico mundial de nuestra región”.

Entre los materiales recuperados, se pudieron identificar fósiles de aves (no voladoras), reptiles (lagartos de más de un metro), restos de gliptodontes (armadillos de caparazón rigió) y de grandes perezosos extintos.

También se localizaron restos de varios carnívoros marsupiales (semejantes a las zarigüeyas), un carnívoro prociónido pariente lejano y extinto de mapaches y cuatíes, dos especies de armadillos de importante dimensiones y varios cráneos de roedores sin representantes actuales en la región.

Las muestras serán estudiadas en conjunto con científicos de la Fundación Azara, Universidad Maimónides, el Museo Argentino de Ciencias Naturales y el Conicet.

Además, se encontraron una importante cantidad de coprolitos (fecas o excrementos fosilizados), huesos triturados en su interior y con una matriz fosfática.

“También encontramos otros tipos de icnifosiles, como cuevas con rellenos y en algunos casos con restos de sus antiguos habitantes, y algunas curiosidades más que se encuentran en estudio”, sostuvo Daniel Boh, titular del museo local.