Jueves 02 de julio de 2020
28/05/2020 - 13:20 | Noticias | Sociedad
Solidaridad

Dolores: el Rotary Club donó instrumental médico por un valor de 10.000 dólares

El intendente Camilo Etchevarren recibió en la Municipalidad el equipamiento destinado al Hospital “San Roque”.

Parte del equipamiento donado por el Rotary Club Dolores, que está tramitando una nueva donación de barbijos quirúrgicos para el Hospital San Roque.

Luego de la donación de 175 barbijos quirúrgicos al Hospital “San Roque” de Dolores el pasado 12 de abril, el Rotary Club local realizó otro significativo aporte a la comunidad dolorense al donar 6 equipos médicos para el sector de pediatría por un valor de 10.000 dólares.

Antes de realizar la donación, el Rotary Club consultó a las autoridades del Hospital cuáles eran las necesidades más urgentes. Luego, fue el tiempo de armarse de paciencia para esperar la finalización de un trámite arduo y muy largo, ya que la donación fue posible gracias al apoyo de la Fundación Rotaria, la organización internacional que nuclea a los Rotary.

“Esto surge de una subvención global de clubes de la India e Italia, gracias a una gestión que había comenzado Silvio Vitarella, el anterior presidente de nuestra institución”, indicó Juan Carlos Ramos, actual titular del Rotary Club Dolores.

“Quiero agradecer la importante donación realizada por el Rotary Club Dolores al Hospital ‘San Roque’. Los elementos que nos han entregado para utilizar en pediatría son de suma importancia y por un valor de diez mil dólares. En nombre del pueblo de Dolores muchas gracias”, expresó el intendente de Dolores, Camilo Etchevarren.

El Dr. Nataniel Llavona, socio del Rotary Club, detalló qué tipo de equipamiento suma el Hospital San Roque a partir de esta donación. “Son equipos destinados a pacientes pediátricos de bajo peso o peso normal; para procesos de respiración invasivos o no invasivos; un aparato para calentar fluidos y humidificar oxígeno; un aparato multiparamétrico para controlar ciertos parámetros de los recién nacidos, como presión arterial y frecuencia cardíaca; un calentador de cuna y un oxímetro de pulso individual. Esto permitirá que la sala de neonatología esté mucho más equipada y preparada para casos de urgencia”.