Lunes 10 de agosto de 2020
07/07/2020 - 11:05 | Noticias | Sociedad
Judiciales

Dolores: a tres años del homicidio de Javier Ayuso

Apareció muerto en un frigorífico abandonado en julio de 2017. Dos amigos están acusados por su asesinato y permanecen detenidos en la cárcel de Batán a la espera del juicio oral.

El cadáver de Javier Ayuso fue encontrado en una cámara del edificio abandonado del frigorífico Casasa, en Dolores.

Claudio Javier Ayuso fue asesinado cuando tenía 18 años, en una noche del invierno de 2017. Su cuerpo apareció el domingo 9 de julio a las 3 de la tarde, en un pozo ubicado en un frigorífico abandonado.

Había salido el viernes 7 de julio por la noche con un grupo de amigos y el sábado, cuando no regresó a su casa, la familia empezó a buscarlo. La policía detuvo a dos de los jóvenes que habían compartido la noche del viernes al sábado: Matías David López y Francisco Andrés Miño. La autopsia demostró que había sido violado y golpeado hasta morir.

La muerte de Javi conmovió profundamente a toda la ciudad: un joven de una familia que había decidido mudarse de La Matanza a Dolores, buscando en esta ciudad la tranquilidad que no les ofrecía el conurbano, termina brutalmente asesinado por otros dos jóvenes de la misma edad, sus amigos.

La madre de Javier, Verónica Orlandelli, recordó la última vez que vio a su hijo, hace hoy tres años, en un conmovedor posteo en sus redes sociales. “No te dejaron cumplir esa promesa de volver temprano, mi vida. Acá sigo esperándote después de tres años”, dijo.

López y Miño están alojados en la cárcel de Batán, a la espera del juicio por los cargos “abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por dos o más personas y homicidio agravado ambos en concurso real”. La pandemia frenó el proceso que, según solicitó la defensa, se realizará por la modalidad por jurados.