Martes 26 de octubre de 2021
21 JAN 2021 - 13:41 | Sociedad
Policiales

Mar del Plata: el joven salvajemente atacado en un boliche salió de terapia intensiva

El padre de Matías Montín confirmó que fue trasladado a una habitación de internación general. "No está bien, le falta un montón, pero hace tres días pensé que no me lo llevaba, que lo dejaba acá", dijo.

Matías ingresó al Hospital Privado de Comunidad con un coágulo entre el cerebro y el cráneo tras ser brutalmente golpeado en la madrugada del martes en el boliche Ananá. (Foto: 0223)

Pasaron poco más de 48 horas del brutal ataque que sufrió el joven Matías Montín en el boliche Ananá de Playa Grande y lo había dejado internado en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Privado de Comunidad. Este martes, gracias a la favorable evolución del joven, los profesionales e la salud decidieron trasladarlo al área de internación general del nosocomio.

Carlos Montín, el padre del joven, confirmó en diálogo con 0223, que Matías continúa recuperándose en una habitación de internación general. “Gracias a Dios salió de Terapia Intensiva. Si me preguntas si está bien, no. No está bien, le falta un montón, pero hace tres días pensé que no me lo llevaba de vuelta, que lo dejaba acá. Hoy estoy pensando en volver cuando le den el alta”, dijo aliviado Montín después de vivir horas de preocupación por el estado de salud de su hijo.

Según señaló, la internación en el lugar se extenderá hasta mediados de la próxima semana, si no surgen complicaciones en el cuadro de salud del joven.

"Esto ya sería un paso muy grande. Va a estar hasta el martes o el miércoles acá. Ayuda mucho que sea joven y que sea deportista”, señaló su papá tras asegurar que debido a las lesiones que presenta el joven, la recuperación llevará un año aproximadamente.

Consultado por el estado de la causa, Montín aseguró que está enfocado en la recuperación de su hijo y confía plenamente en la tarea que realiza el abogado de la familia.

Matías Montín ingresó al Hospital Privado de Comunidad con un coágulo entre el cerebro y el cráneo tras ser brutalmente golpeado en la madrugada del martes en el sector VIP del boliche Ananá.