Domingo 20 de junio de 2021
11 MAY 2021 - 08:51 | Sociedad
Obras públicas

ABSA anunció que construirá una planta depuradora en Pila

Aguas Bonaerenses (ABSA) informó que se trata de una inversión de $ 200 millones y que así se atenderán las necesidades en materia de saneamiento de 5.000 habitantes.

A fines de abril pasado, ABSA había anunciado la construcción de una planta depuradora en General Madariaga.

ABSA informó que una nueva planta depuradora de líquidos cloacales será construida en Pila por un valor estimado en $ 200 millones, proyectando beneficiar a más de 5.000 habitantes.

Los fondos provenientes del convenio firmado entre Nación y Provincia días atrás, que destina 4.905 millones de pesos para obras de Saneamiento Ambiental, habilita a ABSA a desarrollar el proyecto presentado por la prestadora en la ciudad.

Se trata de una nueva planta depuradora de líquidos cloacales que se emplazará en un predio cedido por el Municipio y estará compuesta por un sistema de lagunas con la correspondiente adaptación de la estación de bombeo cloacal principal y la cañería de conducción hasta la nueva ubicación donde será emplazada. También se ejecutará un sistema de pretratamiento para eliminar los sólidos no biodegradables que contiene el líquido cloacal domiciliario que arriba al establecimiento.

La necesidad de nuevas instalaciones de tratamientos de líquidos ha traído inconvenientes tanto a la empresa como a los vecinos de la localidad, por lo que se ha establecido como prioritario en esta gestión su construcción.

La ejecución de las obras permitirá movilizar la mano de obra local, aportando 50 puestos de trabajo de manera directa e indirecta, durante su construcción.

El principal objetivo de las plantas de líquidos cloacales es realizar el tratamiento y disposición final de los efluentes líquidos generados por los habitantes de las ciudades cumpliendo con las leyes y las normativas vigentes.

Este proyecto permite contar con un sistema adecuado para el tratamiento de los efluentes generados en la actualidad, como así también los de una población futura, atento a la proyección estimada por los últimos censos nacionales.

De esta manera, se garantiza la preservación del medio ambiente con la mejor relación costo beneficio, además de promover el desarrollo de zonas urbanas.