Martes 19 de octubre de 2021
31 MAY 2021 - 19:22 | Sociedad

Castelli: el emocionante relato de una madre sobre la difícil integración de su hija

El relato de la mujer castellense tiene como fin concientizar a la población sobre las dificultades que implica vivir con un diagnóstico.

Luisina, caminando por las calles de Castelli.

Claudia Dufour, una vecina de Castelli, escribió un relato en Facebook al que tituló "La triste realidad" y a través del que cuenta las dificultades que atraviesa su hija para integrarse entre pares mientras convive con un diagnóstico desde la cuna.

"Agrader, siempre supe e inculcó a mi hija que debe agradecer. Cuando el llanto la invade y la negación por ir al médico le pesa siempre le recuerdo que debe agradecer. La vida nos dio muchísimo más de lo que un diagnóstico pudo decir, y a pesar que fue escrito con lapicera pudimos tomar una goma y borrar para que la tinta no se note tanto", escribió Dufour, y continuó: "La vida nos permitió durante su infancia tener una vida lo más "normal" posible, a pesar que había cosas que no vivíamos como por ejemplo ir a cumpleaños o andar en bicicleta. Cruzamos personas hermosas que no colgaron globos para poder estar presentes (por acá le tenemos miedo a los globos), tanto que nos llevó a terapia ese temor. Un globo, ese elemento que representa la celebración y del cual aprendimos a no necesitarlo, porque sin un globo se puede celebrar igual. Pero hubo otras personas, a veces tan cercanas que olvidaron la empatía en el canal de parto. ¿Dolió? Si, dolió mucho porque solo nosotros sabemos lo que se siente. Podrás tener tus motivos, tu opinión al respecto pero jamás podrás ponerte en nuestros zapatos, ni yo en los tuyo".

El relato de la mujer castellense tiene como fin concientizar a la población sobre las dificultades que implica vivir con una situación tan dura y la responsabilidad que tiene en el bienestar la sociedad cuando integra o acompaña, mientras que también puede hacer todo más difícil si toma una actitud contraria.

"Los niñ@s crecen y son esponjas, absorben y se adaptan. Mamá lo sufre y llora en silencio. Mamá cree que nada te importa lo suficiente hasta que un día rompes en llanto. Esta tarde Luisina rompio en llanto. Su hermana se iba a tomar mate con una amiga y ella lloraba porque no iba, reclamaba. El llanto no era porque su hermana no la llevaba, su llanto era mucho más que ese motivo. Su hermana con la culpa decide no ir, pero Luisina igual lloraba: " Yo nunca voy a ningún lado, a penas puedo ir a lo de mi abuela, yo no tengo amigas, a mi no me invitan a tomar mate a la plaza o a la laguna"...Otra vez como mamá sentí que me pegaban un cachetazo literal y me dejaban en silencio. Cuantas me leerán y sentirán lo que siento, ese dolor como mamá que venía sintiendo en silencio, hoy ella lo ponía en palabras", agregó.

Dufour aclaró que su malestar no tiene que ver con bronca sino con otra cosa: "Tal vez suene a enojo, descargo, catarsis o como a vos te suenen estas palabras...pero si la realidad es esta...quien va invitar a tomar mate a un niñ@ que se va riendo por la calle sin saber de que se ríe, que se golpea la cabeza, que no conecta, que habla a veces cosas sin sentidos o que no habla, que grita en algunas oportunidades, que no sabe andar en bicicleta, que aun no piensa en tener [email protected], que necesita que le tomen la mano para cruzar la calle, que para otros no va aportar nada al trabajo práctico de la escuela...quién? Decime quién????Hoy pienso en mi hija y en tantos en la misma situación, no me hablen de inclusión porque años luz falta para ver la inclusión caminando por la calle. Mi hija son todos esos niñ@s que por diferentes razones quedan aparte. Desde cuarto grado lo veo aquel día que me dijo "nadie quiere juntarse conmigo en los recreos" y hoy ya adolescente lo veo cada día. Me duele el corazón, me estruja el alma y recuerdo las palabras de un papá que en mi misma situación me decia "La puta que lo parió, que la inviten aunque sea a cebar mate cuando se juntan a estudiar"...Es hermoso hablar de inclusión pero llevarla a la práctica paaaaa que cuesta!!!!", concluyó.

 

ARCHIVADO EN: