Domingo 29 de mayo de 2022
07 JUN 2021 - 13:24 | Sociedad

Murió la ballena que estaba varada en Costa Esmeralda

Rescatistas trabajaron en el lugar, ubicado al sur del Partido de La Costa, pero el cetáceo falleció.

La ballena quedó entre Cabo Suelto y Punto Norte, dos de los balnearios de Costa Esmeralda.

El video de una ballena varada en Costa Esmeralda generó preocupación entre los vecinos de Costa Esmeralda, quienes dieron aviso a rescatistas.

El hecho tuvo lugar este lunes entre los balnearios Cabo Suelto y Punto Norte donde trabajó en el lugar personal de Prefectura, Mundo Marino y la Fundación Ecológica Pinamar ya que esta ciudad está a pocos kilómetros de Costa Esmeralda.

"Habría que ayudarla, pobrecita", se lo escucha decir al hombre que dio con el mamífero más temprano y registró la escena con su teléfono celular. "Está viva aún y no sé qué hacer", se lamenta en la grabación con su celular.

¿Qué hacer si encontrás a un cetáceo varado?

Según el Instituto de Conservación de Ballenas, existen ciertos pasos a seguir al encontrar un cetáceo varado:

En primer lugar, comunicarse siempre con las autoridades correspondientes para dar aviso. Es muy importante brindar información sobre el sitio del hallazgo, como así también, tamaño o el estado del animal ya sea vivo o muerto. En Argentina, llamar al 106 de Prefectura Naval Argentina o al 103 de Defensa Civil para que alerten a los expertos.

No sacarlo fuera del agua si está en la orilla ni intentar devolverlo al mar si se encuentra en la playa, puede causarle graves lesiones e incluso la muerte.

No alimentar al animal o darle agua.

En el caso de delfines y ballenas, no tirarle agua sobre el espiráculo (ubicado en la parte superior de la cabeza), que es por donde respiran.

No obstaculizar la salida al mar.

Mantener alejados a personas, sobre todo a niños y a perros.

Mantener la calma y no hacer ruido que pueda alterar al animal varado.

No tocarlo, por seguridad tanto por la nuestra como la del animal.

Si el cetáceo está vivo, debemos alejarnos especialmente de su cabeza y/o cola, ya que puede estar muy estresado (aunque parezca calmo) y puede lastimarnos si nos acercamos demasiado.

Si el cetáceo está muerto, no es recomendable tocarlo porque no sabemos la causa de su muerte y no sería seguro o sanitario.