Lunes 18 de octubre de 2021
09 AUG 2021 - 16:34 | Sociedad

Mar Chiquita: tras la última sudestada, buscan evitar el derrumbe de tres viviendas

Se llevan adelante tareas de contención en la zona de Parque Lago. Se iniciaron trabajos de contención y apuntalamiento.

El mar se llevó la arena del médano y las casas quedaron prácticamente en el aire.

Tras la última sudestada que azotó a la Costa Atlántica, en Mar Chiquita realizan tareas de contención para evitar el derrumbe de tres viviendas situadas sobre la línea del mar en la zona de Parque Lago.

En ese marco, durante esta semana, autoridades del municipio de Mar Chiquita mantuvieron una reunión con funcionarios del departamento de Obras Marítimas, de la Dirección de Obras Hidráulicas bonaerense, para buscar una rápida solución y al mismo tiempo proyectar en el mediano plazo una protección de la costa en las localidades de ese distrito, como Parque Lago, Mar de Cobo y La Baliza.

El secretario General del partido de Mar Chiquita, Walter Wischnivetzky, dijo a Télam que “la reunión fue muy fructífera y ya hemos comenzado con diferentes tareas para formar barreras de contención entre el mar y estas casas, que están comprometidas ante la última sudestada que atravesamos la semana pasada”.

“Toda la costa del partido de Mar Chiquita está afectada por la erosión marina, alguna más y otras menos, y desde hace años que se viene trabajando con la Provincia para proteger la costa con diferentes obras de contención”, explicó el funcionario.

Y agregó: “En esta oportunidad tras esta última sudestada, tres propiedades de Parque Lago, donde más está pegando la erosión costera, el mar se comió gran parte del médano sobre el cual están construidas estas viviendas, donde dos de ellas quedaron bastante comprometidas con los cimientos muy expuestos, muy comprometidos”.

“El mar se llevó la arena del médano y quedaron descalzados los cimientos, es decir que prácticamente quedaron en el aire”, precisó.

Ante esta situación, el funcionario detalló: “Estuvimos realizando tareas como: volcar frente a estas viviendas arena y se armó a modo artificial el médano que se lo llevó el mar y se tiraron piedras como paliativo”.

Finalmente, Wischnivetzky explicó: “Son viviendas que fueron construidas a partir del '86, cuando en esa época existía la calle costanera y luego venía el médano donde posan las casas. Pero hoy no existe ni la costanera, ni el médano y la línea del acantilado está sobre la casa. La erosión costera afecta bastante al distrito. Hay estadísticas que muestran que por año, el mar avanza entre 1,5 y 1,7 metros”.