Domingo 29 de enero de 2023
05 SEP 2021 - 11:24 | Sociedad

Por qué los carpinchos de Nordelta no pueden trasladarse a Mar del Plata

En diálogo con ENTRELINEAS.INFO una bióloga explicó la razón por la que no es recomendable juntar poblaciones de distintas zonas

Los carpinchos se convirtieron en parte del paisaje de Nordelta.

La aparición de cientos de carpinchos en el exclusivo barrio privado de Nordela, Partido de Tigre, puso sobre la mesa varios debates, uno vinculado a la necesidad de una Ley de Humedales. A raíz de ello hubo protestas y manifestaciones presenciales y virtuales. También reacciones políticas y propuestas para resolver el problema, aunque hacerlo no es tan simple como tuitearlo.

Desde Mar del Plata, el director General de la Delegación Sierra de Sierra de los Padres y la Peregrina, Julio Romero, se expresó sobre el conflicto y lanzó en sus redes sociales: “Si no los quieren en Nordelta serán bienvenidos en la Laguna de los Padres” y abrió un abanico de preguntas en torno a la viabilidad de hacer eso.

Entrelineas.info le consultó a la bióloga Natalia Martino, miembro del Departamento de Gestión Ambiental de Mar del Plata. “Trasladar animales de una localidad a otra implica un montón de estudios previos. Primero conocer el estado poblacional de la población de origen y de la que recibiría, ya que si bien se trata de la misma especie hay estructura poblacional genética distinta”, respondió.

La especialista agregó otros aspectos que deben considerarse: “También hay una distancia bastante importante entre una localidad y otra, por lo que las poblaciones están aisladas genéticamente, con lo cual no permite que se mezclen así directamente. Por otro, lado hay toda una cuestión de carga parasitaria típica de la población que tiene que evaluarse muy detalladamente antes de ingresar individuos a otro lugar”.

En síntesis, para Martino “bajo las condiciones actuales no sería posible ni viable ni aconsejable el traslado de ningún tipo de animal, menos de una población completa porque, además, el lugar que los recibe tiene una característica que se llama capacidad de carga, que es la cantidad de individuos que se pueden llegar a alimentar de manera continua en un ambiente predeterminado. Al ya haber una población preexistente es distinta la capacidad de carga que va a tener ese ambiente, entonces no se podría -a priori- decir si realmente puede recibir un individuo más, dos, 300 o lo que sea”.

Martino explicó también que “esos son estudios que se hacen con mucho detalle y de manera muy minuciosa antes de realizar cualquier tipo de traslado”, por lo que “en este caso no se aconseja para nada y no es viable, ya que no existe información de la población originaria ni tampoco tenemos toda la información completa de la población actual como para poder estimar si realmente soportaría el traslado de esos animales”.

Los humedales ofrecen una amplia variedad de valores y servicios como agua limpia, alimentos, biodiversidad e infraestructura, que sostienen los medios de vida y las economías locales y nacionales y aunque la inversión en ellos permite obtener muchos beneficios secundarios para la naturaleza y la sociedad cada vez hay menos.

En la Provincia de Buenos Aires se destacan los ubicados en la Laguna de Chascomús, en Laguna de los Padres, en la Bahía Samborombón, la albúfera Mar Chiquita, la reserva natural Otamendi en Campana y el estuario de Bahía Blanca. Son ecosistemas de una gran diversidad biológica, generan recursos hídricos y regulan el ciclo del agua y clima. A nivel nacional Argentina cuenta actualmente con el 21,5% de su territorio formado por humedales.

ARCHIVADO EN: