Viernes 20 de mayo de 2022
28 DEC 2021 - 16:40 | Sociedad

Miramar: detuvieron a tres policías como cómplices del crimen de Luciano Olivera

Se trata de los agentes que acompañaban al efectivo acusado de matar de un tiro en el pecho al adolescente.

Luciano Olivera fue asesinado de un tiro en el pecho en el cruce de la avenida 9, entre las calles 32 y 34.

Los tres policías que acompañaban al efectivo acusado de matar de un tiro en el pecho al adolescente Luciano Olivera en Miramar fueron detenidos hoy por pedido de la fiscal que investiga el caso.

Los efectivos están imputados por el delito de “encubrimiento doblemente agravado y falso testimonio”, informaron fuentes judiciales.

Los detenidos son el oficial inspector Nelson Armando Albornoz, y los sargentos Rocío Mastrángelo y Kevin Guerricagoitia, quienes iban en el patrullero junto a Maximiliano González, imputado como autor del homicidio, ocurrido el último 10 de diciembre.

La detención de los tres efectivos había sido solicitada ayer por la fiscal Ana María Caro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción descentralizada de Miramar, y fue avalada por el titular el Juzgado de Garantías 5, Gabriel Bombini.

A partir de esta medida, los acusados fueron notificados y comparecieron esta mañana en la sede de la Jefatura Departamental de Mar del Plata, acompañados por efectivos de la Policía Federal, que intervine en la investigación, y quedaron detenidos.

Los policías están acusados por el delito de “encubrimiento doblemente agravado y falso testimonio”, y a partir de su detención fueron relevados del juramento de decir verdad que habían prestado cuando declararon como testigos en el inicio de la causa.

Fuentes judiciales indicaron que los dos hombres fueron trasladados a la Unidad Penal 44 de Batán, mientras que la mujer quedó alojada en el Destacamento Femenino, y a partir de las 10 de mañana está previsto que sean indagados por la fiscal en los tribunales marplatenses.

Los tres acusados son quienes acompañaban a González en el patrullero que se interpuso delante de la moto en la que viajaba Olivera la madrugada del crimen.

González está detenido desde el día del hecho, y ayer se negó a declarar por segunda vez ante la fiscal, en este caso tras una nueva citación a partir de la incorporación de un nuevo agravante a la carátula inicial.

El acusado de asesinar de un tiro al adolescente está imputado por el delito de “homicidio agravado por ser cometido por un funcionario policial en uso de sus funciones, por alevosía y por el empleo de un arma de fuego”.

El asesinato de Luciano fue cometido en la madrugada del 10 de diciembre último, cuando un patrullero quiso presuntamente identificar al adolescente que se trasladaba a bordo de una moto Yamaha YBR 125 roja.

En esas circunstancias, al llegar al cruce de la avenida 9, entre las calles 32 y 34, otro móvil con los cuatro detenidos a bordo interceptaron la moto en la que iba el adolescente y González, tras descender del auto, le efectuó un disparo con su arma reglamentaria que impactó en el pecho de Luciano, quien murió en el acto.