Lunes 08 de agosto de 2022
15 FEB 2022 - 17:22 | Sociedad

Tras agredir a la empleada de una terminal en Mar Chiquita, renunció el presidente de la Liga Argentina por los Derechos Humanos

José Schulman protagonizó un violento episodio en Santa Clara del Mar donde golpeó a una trabajadora. Será reemplazado por Iris Pereyra de Avellaneda.

El violento episodio quedó registrado en las cámaras de seguridad.

Tras el ataque del referente de derechos humanos, José Schulman, a una trabajadora en la terminal de micros de Santa Clara del Mar (Mar Chiquita), finalmente renunció a su cargo de titular de la Liga Argentina por los Derechos Humanos.

El hecho ocurrió la semana pasada en la terminal de colectivos de Santa Clara del Mar, cuando Schulman se enojó, insultó y golpeó a la empleada de una empresa de transporte mientras hacía un reclamo por el servicio.

En las últimas horas, la dirección nacional de la organización aceptó la renuncia de Schulman, al tiempo que anunció que Iris Pereyra de Avellaneda ocupará el cargo a partir de ahora. “Se decidió aceptar la renuncia al cargo, repudiar el hecho que él protagonizó y manifestar la solidaridad de la Liga con la trabajadora agredida”, expresó la Liga en un comunicado de prensa.

La agresión verbal y física de Schulman contra la trabajadora de Santa Clara del Mar quedó registrada por las cámaras de seguridad, que se viralizaron rápidamente.

Tras advertirle que la iba a denunciar, la mujer se rió y el dirigente ingresó al otro lado del mostrador. “¿Pelotuda, de qué te reís?” increpó para luego propinarle un golpe en la cabeza.

Luego, el dirigente emitió un comunicado de disculpas a través de Facebook aunque se justificó señalando que había tenido largas horas de espera.

Iris Pereyra de Avellaneda tiene una extensa trayectoria como referente y luchadora por los derechos humanos, además de ser la madre de Floreal "Negrito" Avellaneda, militante del Partido Comunista que fuera torturado y asesinado por la dictadura militar.

Floreal fue la víctima más joven de los “vuelos de la muerte”, quien falleció con tan solo 15 años de edad.

Iris y Floreal fueron secuestrados por un grupo de tareas el 15 de abril de 1976 y fueron alojados en la comisaría de Villa Martelli, donde fueron torturados y luego trasladados a Campo de Mayo. Tras pasar por varias comisarías, recuperó la libertad en 1978.