Lunes 15 de abril de 2024
22 MAR 2022 - 11:00 | Sociedad
"A mi hijo lo sacaron de la fila de varones y lo obligaron a estar en la fila de mujeres"

Tartagal: discriminaron a un adolescente trans en un colegio por su vestimenta

Recién anoche y tras las denuncias públicas, la familia y representantes de la institución educativa firmaron un acta conviniendo que el estudiante podrá vestir de acuerdo a su identidad de género.

Una familia oriunda de Tartagal demandó penalmente y presentó una denuncia en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), tras saber que las autoridades del Colegio Secundario N° 5077, Jesús Miguel Reyes, ubicado en Villa Saavedra de esa ciudad del norte provincial, discriminaron a su hijo, un varón trans, al no reconocer su identidad de género. El Ministerio de Educación de Salta aseguró que lo único que se hizo fue pedir que se respetara la vestimenta de la institución y que las autoridades no estaban al tanto de la autopercepción del adolescente. 

Anoche, tanto la familia como los representantes de la institución educativa firmaron un acta acuerdo por la que se convino en que el joven podrá vestir de acuerdo a su identidad de género. 

Elías Carrillo, padre de N., contó a Salta/12 que el último viernes a su hijo "lo sacaron de la fila de varones y lo obligaron a estar en la fila de mujeres". Tras vivir este hecho, contó que al adolescente "le dieron ganas de salir corriendo y dejar el colegio". "Mi hijo sabe lo que quiere ser y nosotros como padres lo aceptamos, lo orientamos en todo", expresó.

Carrillo dijo que la directora del Colegio, Stella Maris Azan, le dio a conocer las nuevas normativas del establecimiento vinculadas a la vestimenta. "Me dijo que como figuraba un nombre de mujer, tenía que estar vestido como mujer, pero le dije que mi hijo se autopercibe como varón desde los 6 años", relató. 

A pesar de dar a conocer esta situación, el padre dijo que la directora se mantuvo en su postura y sumó el acompañamiento del vicedirector, Armando Horduñe, quien le afirmó que la institución se regía por las normativas establecidas y que "si no las podíamos cumplir, que no tenían ningún problema en firmar el pase para se vaya a otro establecimiento". Ante eso, el padre pidió que el caso pueda ser charlado en el consejo asesor de la institución. Sin embargo, aseguró que su hijo empezó a recibir ataques. 

Carrillo dijo que le siguieron insistiendo para que su hijo fuera con el uniforme de las adolescentes. "Se basan en lo que dice el DNI", criticó; añadió que fue cuestionado por los propios directivos, que consideraron que había perdido "la autoridad" con su hijo por no hacer que respetara la vestimenta escolar. Pero el hombre les dijo: "¿cómo puedo obligar a mi hijo a vestirse de una manera en que no se percibe?". 

En Argentina está vigente la Ley 26.743 de Identidad de Género (2012), que establece que toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género y al libre desarrollo de su persona. También otorga el derecho a rectificar el sexo y a cambiar de nombre en la partida de nacimiento y el DNI. Además, establece que se deberá respetar la identidad de género adoptada por las personas que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad.

"Desde los 6 años que tiene su postura y la hemos aceptado, pero el viernes lo mandé al establecimiento y me llamaron las compañeras porque lo habían sacado de la fila de hombres y luego de la escuela", reiteró el padre. Hasta ese entonces, le seguían insistiendo que "si no va vestida como nena, me van a dar el pase" y "fue por eso que no me aguanté más", difundió públicamente la situación y empezó a buscar ayuda, dijo. 

La mayor preocupación del padre no solo tiene que ver con la pérdida de clases de su hijo, sino con la posibilidad de que se vea afectado psicológicamente a raíz de "la discriminación" y "porque lo hicieron sentir muy mal". En ese sentido, pidió que se le permita a su hijo estudiar y "que se le respete su orientación sexual", subrayando que espera que "no le vuelva a pasar a ningún chico más" una situación similar. 

Caída la noche de ayer, dado que N. asiste en el turno vespertino, la madre y Carrillo, asistieron a una cita con la directora Azan. Allí firmaron un acta acuerdo para dejar asentado que el adolescente puede llevar la vestimenta que considere según su identidad de género. 

En diálogo con Salta/12, la directora dijo que lo sucedido se debió a que durante el ingreso del viernes último el vicedirector empezó a reiterar la obligatoriedad de llevar el uniforme, y que lo hizo por "el incumplimiento de chicos" que "iban con remeras distintas" e incluso un estudiante "fue con pantalón de gimnasia". En esas circunstancias separaron del resto a unos 30 estudiantes que no cumplían con la vestimenta. En el grupo fue incluido N.  

Con la llegada de los padres del menor al colegio, Azan dijo que "recién" se enteraron de su identidad de género "porque no lo conocíamos". "El problema es que desconocíamos de la condición y ellos (la familia de N.), considera que hubo una discriminación". A causa del revuelo mediático, y con una denuncia penal efectuada durante el fin de semana, se firmó el acta acuerdo. 

El acuerdo contempla "la autorización de los padres" para el uso de una vestimenta más cómoda para el adolescente, porque, según Azan, "a veces los chicos tienen su determinación y el papá las desconoce". "Es un acuerdo que se hace con el tutor porque tienen que autorizarlos para que vayan con la vestimenta que se autoperciben", agregó. 

A modo de justificación, la directora aseguró que "se les pueden pasar estas cosas", dado que tienen una matrícula de 1280 alumnos en tres turnos. Además, dijo que tienen un antecedente vinculado al cumplimiento de la Ley de Identidad de Género, pues en el turno tarde asiste un estudiante con una autopercepción distinta a la que figura en su documento de identidad. 

Al ser consultada si estaba al tanto del Protocolo para el registro de cambio de identidad de género en las escuelas salteñas, aprobado en diciembre del año pasado mediante la resolución ministerial 635/21, la directora dijo que sí, y que además lo están trabajando con un grupo de docentes que son parte del consejo asesor del establecimiento. Sin embargo, cuando se reunió con los padres de N., les dijo que ese protocolo era "nuevo" y "nunca" había sido mandado desde el Ministerio de Educación. En el encuentro se comprometieron a aceptar y respetar la identidad de género de N. 

El relato de Azan fue respaldado por la directora del nivel secundario del Ministerio, Laura Flores, quien aseguró a este medio que N., a pesar de ser parte del establecimiento desde hace unos años, "no se había manifestado como muchacho y entonces lo tenían en la escuela como si fuera una niña". "Hasta el viernes no sabían de esta particularidad de este muchacho, entonces, probablemente (lo hicieron formar en la fila de mujeres) y se lo dijeron así porque no sabían de la situación", expresó. 

La funcionaria no se comunicó con la familia, pero dijo que la manera de resolver la situación era mediante el acta acuerdo. Destacó que en las escuelas salteñas "siempre se busca que las personas puedan sentirse cómodas y a gusto", y así continuar con sus trayectorias escolares. 

Una vivencia personal e íntima

Para una de las directoras del Observatorio de Violencia de contra las Mujeres (OVcM), Ana Pérez Declercq, la situación que vivió N. muestra que hay familias que acompañan a las personas trans en su transición, sobre todo, si se tiene en cuenta que un gran porcentaje de las personas que se autoperciben de una manera distinta al sexo de nacimiento son expulsadas del seno familiar. En el caso del joven tartagalense, no encontró respaldo en el ámbito educativo y es la propia familia quien lo exige. 

A pesar de que es reciente el protocolo dispuesto mediante la resolución 635, Declercq afirmó que es relevante porque "acerca la Ley (de Identidad de Género) a las instituciones". "Si bien el texto es bien claro cuando dice que no se exige el DNI para realizar los cambios, hace poco nos llegaron casos donde las instituciones exigen ver el cambio registral en el DNI", cuestionó la funcionaria. En ese sentido, sostuvo que hay directivos que desconocen el trasfondo de la ley y sus artículos. 

Además, Declercq hizo hincapié en que una mayor comprensión de la ley lleva a entender que existen más de dos identidades, ya que usualmente los directivos esperan que una transición sea sólo de una identidad masculina a femenina, o viceversa. "Se exige que un género se cambie a otro, que esté registrado en el DNI", y con ello, se desconoce que la ley contempla que "la identidad de género es una vivencia personal e íntima, y que pueden haber tantas identidades" como lo perciban las personas. 

Por ello, indicó que el protocolo vigente en Salta debe ser acompañado de constantes capacitaciones para asegurar que su plena efectividad. Recientemente, desde el Observatorio se impulsó en 22 áreas municipales que se realicen carteleras informativas en las escuelas sobre la resolución 635, y también cuentan con el material "Sin Etiquetas". 

En tanto, el delegado del Inadi en Salta, Gustavo Farquharson, informó que se pusieron a disposición de la familia de N., que inició el proceso para hacer la denuncia ante este organismo nacional. "Nos parece un caso lamentable y grave, sobre todo, porque sucede en el ámbito educativo donde se supone que tiene que haber mayor consideración", sostuvo. 

En ese sentido, resaltó la necesidad de establecer tratos dignos a las personas, y en ese marco pidió celeridad al Ministerio de Educación provincial. También recordó la serie de recomendaciones que tiene el organismo para un abordaje respetuoso e inclusivo de las identidades de género trans/travestis, no binaries y de género fluido en el sistema educativo. 

"Esto nos hace pensar que es necesario seguir fortaleciendo el ámbito educativo", dijo.  Adelantó que durante todo este año trabajarán con la campaña "Escuelas sin discriminación", llevando adelante capacitaciones con perspectivas antidiscriminatorias. En tanto, desde el área de Género y Diversidad de Tartagal, mantendrán recién hoy una reunión con la familia de N., para abordar el caso. Su titular, Carla Cordero, contó a Salta/12 que la familia además se encuentra en situación de vulnerabilidad económica.