Viernes 21 de junio de 2024
30 MAR 2022 - 10:06 | Sociedad
Ciudad de Buenos Aires

Violación grupal: una mujer trans denunció que fue atacada en una comisaría porteña durante una revuelta

Un grupo de presos rompió un candado e irrumpió en su celda

La Justicia nacional investiga una denuncia por violación grupal presentada por una mujer trans, que fue atacada sexualmente en  la comisaría vecinal 3A de la Policía de la Ciudad, en Lavalle al 1900, la madrugada del viernes pasado. 

La violación ocurrió durante una revuelta de los detenidos -que exigían ser trasladados a dependencias del Servicio Penitenciario Federal porque allí estaban hacinados-, que derivó en incidentes y destrozos de calabozos y baños.

La denunciante "había sido detenida en flagrancia e infracción a la ley de drogas, una herramienta de criminalización a consumidorxs", señaló el Centro de Estudios Legales y Sociales en un comunicado. De acuerdo con fuentes judiciales, la mujer, de 47 años, estaba alojada en una celda con una pareja de varones, cuando los amotinados rompieron el candado e irrumpieron. Tres de los detenidos que entraron al calabozo fueron quienes la atacaron, indicó la mujer.

La causa por “abuso sexual” recayó en la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 17, a cargo de Cinthia Oberlander.

Voceros judiciales indicaron que la fiscal ya ordenó una serie de medidas y que la investigación busca identificar, entre los otros 21 presos que estaban en la dependencia, quiénes fueron los tres que cometieron la violación.

La denunciante “estaba muy afectada emocionalmente, por lo que para su contención desde la fiscalía se le dio intervención a la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC)”, que depende de Procuración General de la Nación, detallaron las fuentes. La mujer ya recuperó su libertad, por lo que la fiscalía dispuso una consigna judicial para protegerla en su domicilio.

Voceros del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño aseguraron que la misma comisaría vecinal 3A tomó la denuncia que inició la causa, y que los policías que revistan allí se pusieron a disposición de la fiscalía. 

Por su parte, el CELS advirtió que en la comisaría, al momento de la revuelta y la violación, "había 22 personas en la comisaría de la CABA, solo 11 colchones y ninguna ducha". Además, indicó, "entre los detenidos, cuatro estaban por averiguación de ilícito, es decir que solo estaban detenidos por 'sospechosos'".