Martes 29 de noviembre de 2022
08 APR 2022 - 10:14 | Sociedad
Curiosidades

La 5ª persona más longeva del mundo tiene 115 años y vive en Mar del Plata

Se llama Casilda Benegas de Gallegos, nació en Paraguay pero vivió la mayor parte de su vida en Argentina. Además, es la 2ª persona de mayor edad en todo el mundo en recuperarse del Coronavirus.

Casilda festejará hoy, junto a sus familiares y compañeros del hogar “Abuela Coca”, su 115º cumpleaños. (Foto: La Capital)

Casilda Benegas de Gallegos cumple hoy 115 años y, de esa manera, se convierte en la mujer más longeva del país. Y no solo eso: también es la 5ª persona en todo el mundo con más edad. Según el sitio Gerontology, solo 4 personas vivas nacieron antes que ella: Kane Tanaka (Japón), con 119; Lucile Randon (Francia), con 118; Tekla Juniewicz (Ucrania-Polonia), con 115, y María Branyas-Morena (Estados Unidos-España), con 115.

Nacida en Paraguay, Casilda llegó al país en 1945 y recorrió varias provincias del norte hasta que se instaló en Mar del Plata. También vivió en España, entre 2001 y 2013. Tiene 2 hijos, 8 nietos, 8 bisnietos y 3 tataranietos. Durante la Navidad de 2020 se contagió de Covid-19 pero logró atravesar la enfermedad sin síntomas.

Por su longevidad, ostenta el récord de haber sido la 2ª persona de mayor edad en todo el mundo en recuperarse del Coronavirus. Otro ranking que protagoniza Casilda es el de ser la 4ª persona más longeva del mundo en ser inmunizada, acción que desarrollaron los profesionales de PAMI en marzo del año pasado, días antes de su cumpleaños.

Le vamos a llevar la torta de cumpleaños y unos sanguchitos de miga, porque aunque le encantan las cosas dulces, también come sanguchitos de miga. Come de todo, no le hace mal nada”, explicó Irene, una de sus nietas, a La Capital.

Curiosamente, casi no toma medicamentos. “De hecho, en el último control, el médico le sacó uno que tomaba para la presión porque ya no era necesario. Apenas toma una pastilla, de toda la vida, por el reuma porque le duelen las rodillas”, aseguró su nieta.

“No tiene colesterol ni diabetes. Nada de nada. Solo cada tanto se agarra una gripe, pero al tercer día resucita. Mucho no habla, pero cada vez que la voy a visitar está ubicada en tiempo y espacio. Me habla, cuenta las típicas historias de abuela, de cuando era chica en Paraguay”, relató Irene.

Hasta el 2012, Casilda vivía en la casa de su hija Esther, pero era “completamente independiente”. “Se hacía la cama, se bañaba sola, pero ese año como que se le consumieron las neuronas y, bueno, tuvimos que llevarla al hogar”, contó su nieta.

En el hogar “Abuela Coca” ya prepararon todo para la fiesta de cumpleaños de hoy, que se celebrará con los familiares y compañeros de vivienda. “La semana pasada le dije que venía su cumpleaños -contó Irene-, que eran 115, y me dijo ‘Ay, ¿tantos cumplo?’".