Jueves 11 de agosto de 2022
20 MAY 2022 - 11:31 | Sociedad
Universidad Bonaerense de Vanguardia

La UNLP se prepara para poner en marcha la primera Planta de Baterías de Litio de Argentina

El anuncio lo realizó este mediodía el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, en el Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA), durante el lanzamiento del curso de formación para operarios de planta de producción de celdas de ion Li.

La Universidad Nacional de La Plata avanza en la construcción del edificio donde funcionará la primera planta nacional de desarrollo tecnológico de celdas y baterías de ion litio, emprendimiento conjunto entre la UNLP, el CONICET e Y-TEC.

Durante los últimos meses, gracias a las intensas gestiones de los equipos de trabajo coordinados entre dichas instituciones, se concretó la compra del equipamiento que se espera que arribe al país durante el último cuatrimestre del año. Al mismo tiempo, se sigue trabajando en la posibilidad de garantizar el autoabastecimiento para las materias primas que insumirá la planta.

El anuncio lo realizó este mediodía el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, en el Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA), durante el lanzamiento del curso de formación para operarios de planta de producción de celdas de ion Li. Allí adelantó que, si se cumplen los plazos previstos para la entrega de los equipos, la fábrica entraría en funcionamiento antes de 2023.


Durante el acto, Tauber destacó: “Esta fábrica es una clara muestra que la agenda científica tecnológica de la UNLP está a la vanguardia del desarrollo nacional y de la agenda social de nuestro país. Por otro lado, este curso para operarios demuestra la importancia de la formación de recursos humanos en la Escuela Universitaria de Oficios, al servicio de los desarrollos académicos y avances científicos productivos”.

 De la actividad también participaron el Director de INIFTA, Félix Requejo, el decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Mauricio Erben, el Director de la Escuela de Oficios de la UNLP, Sergio Serrichio, el vicedirector del CCT- La Plata Carlos Della Védova, el Presidente de Y-TEC, Roberto Salvarezza, el Director del CEQUINOR, Carlos Della Védova, y el Secretario de Vinculación y Transferencia de la UNLP, Javier Diaz.

La nueva planta representa una apuesta estratégica a la protección del ambiente para el diseño de la transición energética de nuestro país, articulando la investigación científica, con el desarrollo de tecnologías de producción y almacenamiento de energías limpias.

Un aspecto sumamente relevante para el desarrollo y funcionamiento de esta planta es la formación del personal que controlará y operará la misma, para lo que no existe experiencia previa de formación en este campo en nuestro país. La UNLP se encuentra trabajando junto con el CONICET e Y-TEC en la formación de los futuros profesionales y técnicos que operarán la  fábrica de desarrollo tecnológico de celdas y baterías de ion litio, para lo que se ha diseñado un curso ad hoc sumando a la Escuela de Oficios de la UNLP y al Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA, FCE, UNLP y CONICET), pionero en nuestro país en el desarrollo de conocimiento para celdas de ion Li. Todas estas actividades están siendo llevadas adelante de forma sincronizada para que antes de fin de año la planta esté operativa.

El curso de operarios está destinado a la formación de un conjunto de técnicos ya seleccionados sobre aquellos estudiantes que previamente recibieron una formación como operadores/as de planta de manufactura industrial en la Escuela de Oficios de la UNLP, parte de los cuáles serán los primeros operarios de la planta de desarrollo de tecnología de celdas de ion litio. La primera parte de esta capacitación será dictada en el INIFTA por docentes de dicho Instituto, en articulación con Y-TEC y la Escuela de Oficios de la UNLP para los módulos siguientes. Los estudiantes seleccionados serán becados con fondos recibidos a través de un convenio entre la UNLP y el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnología de la Provincia de Buenos Aires.

La planta de desarrollo para la fabricación de celdas y baterías de ion litio estará emplazada en el Centro de Innovación y Transferencia Tecnológica, ubicado en diagonal 113 entre 64 y 66, un predio que reúne viejos galpones de la ex Obras Sanitarias, y que la UNLP viene remodelando para concentrar distintas iniciativas tecnológicas y de producción.

La UNLP capacita al personal y se prepara para poner en marcha la Planta de Baterías de Litio:

El Dr. Félix Requejo, director Científico de la planta y Director del INIFTA, explicó que “la planta constituye la primera experiencia de tecnología cien por ciento nacional para la fabricación de celdas de ion litio en Argentina”. Y detalló: “hace tiempo que se comienzan a advertir anuncios sobre el desarrollo de diversas iniciativas para la fabricación de baterías de litio en el país orientadas a múltiples aplicaciones. En todos los casos, se trata del ensamblado de celdas importadas para la confección de esas baterías. Este proyecto, en cambio, se enfoca en la fabricación misma de las celdas, escalando el “know how” alcanzado desde sus aspectos básicos -como la síntesis de los materiales activos empleados para los electrodos de las celdas- para instalar una tecnología propia para la fabricación de celdas. De esta manera se elimina la importación de las mismas para generar un producto de alto valor agregado donde interviene el recurso natural del litio”.

El emplazamiento de la planta aportará el eslabón faltante en la cadena de valor del litio: incorpora la producción nacional de celdas con una tecnología propia para la posterior confección de las baterías. ”Para que la producción se ponga en marcha la formación de recursos humanos es indispensable, de ahí la importancia de este curso que hoy inauguramos, ya que en el único lugar donde se pueden formar operarios especializados para el manejo de este tipo de industria es en el ámbito de la Universidad. El entramado entre la Escuela Universitaria de Oficios, Y- TEC y el CONICET es un hito muy significativo ya que los laboratorios o institutos de la universidad y el CONICET no tienen una tradición en la formación de técnicos para atender demandas productivas concretas”.

Sergio Sericchio, Director de la Escuela de Oficios explicó, “la Universidad Nacional de La Plata junto con la empresa Y-TEC realizó una selección de 45 personas con perfil técnico que ingresaron a la Escuela de Oficios y se capacitaron durante 4 meses. Los seleccionados realizaron el curso denominado “Operador de Planta de Manufactura”. Es una capacitación general para operadores que van a trabajar en plantas fabriles (fábricas) por lo que se le impartieron conocimientos de seguridad, eléctricos, de producción”.

“A partir de allí se hizo una selección donde quedaron 20 personas que son las que ahora empiezan hoy un curso de capacitación específico sobre la fabricación de celdas de litio. Este curso tendrá una duración de dos meses. Serán tres módulos que se dictarán entre el INIFTA, Y-TEC y la Escuela de Oficios. Quienes sorteen esta última formación estarán capacitados para trabajar en cualquier planta de estas características, y parte de ellos/as serán seleccionados/as para incorporarse a partir del mes de agosto, cuando comience el ensamble de la planta”.

Por su parte, el presidente de la casa de estudios platense remarcó: “Este proyecto tiene el firme objetivo de orientar nuestros esfuerzos al desarrollo de energías alternativas para aportar soluciones a la problemática ambiental, este proyecto vuelve a incorporar la producción y el trabajo a los pilares básicos de la UNLP que son la enseñanza, la investigación y la extensión”.

Requejo explicó que “el funcionamiento de la fábrica demandará materias primas disponibles en el norte de nuestro país, esperamos que esta integración y desarrollo facilite y promueva el emplazamiento de nuevas plantas en diferentes regiones de nuestro territorio, con las dimensiones particulares que defina cada demanda. Al mismo tiempo, el empleo de recursos propios optimizará los costos asociados a la materia prima, haciendo más competitivo al producto”.

Este mismo esquema de integración a nivel nacional podrá ser aplicable con países vecinos como Bolivia o Chile, que también disponen de los recursos naturales, pero carecen hoy de un desarrollo tecnológico propio para la confección de celdas.

Los responsables del proyecto adelantaron que si bien la planta comenzará a producir empleando un turno de ocho horas diarias, será posible elevar hasta tres veces el número de los mismos cuando la demanda lo justifique. Por cada turno se estima que la planta tendrá una capacidad anual de producción de baterías como para almacenar una energía de unos 5 MW.h. Se llega a estos valores considerando la producción de 300 celdas por día y por turno, donde cada celda ofrece una capacidad de almacenamiento de energía de unos 64 W.h. Para tener una referencia, se estima que la energía necesaria para abastecer una vivienda de cuatro habitaciones por todo un día equivale a unos 13,5 kW.h, lo que representa la energía que pueden acumular unas 200 celdas de las que se producirán en la planta en menos de una jornada.

Los especialistas trabajan en un diseño de “planta abierta”, que además de ofrecer el perfil de una unidad de producción con un alto control de calidad y procedimientos de validación propios, permite la formación regular de recursos humanos, profesionales y no profesionales, articulando mecanismos con las instituciones académicas y científicas participantes, para contribuir a la formación técnica y profesional de recursos orientados a la producción de bienes tecnológicos.

El director científico explicó que los materiales activos que contienen litio se formularán y controlarán de forma articulada entre Y-TEC y el INIFTA. Para ello se viene trabajando con “protocolos” optimizados de síntesis y caracterización en los laboratorios de investigación del INIFTA (FCE, UNLP – CONICET), siendo estos resultados transferidos a Y-TEC para su validación, a mayor escala, en la planta piloto. El propósito es que el producto final validado a escala piloto pueda ser a su vez transferido a la planta UniLiB para una producción a mayor escala.

“Este circuito de investigación, desarrollo y transferencia entre las tres escalas de las validaciones dentro del mismo conjunto de instituciones, en laboratorios de investigación, planta piloto y planta industrial, constituye una de las fortalezas del proyecto, ya que permite una eficiente puesta a punto para la optimización de los diseños de celdas más competitivas y actualizadas para poder ofrecer al mercado”, dijo el investigador.

El litio

Considerado por los especialistas como el “oro blanco” o el “oro del siglo XXI”, el litio aparece hoy como una esperanzadora alternativa para almacenar energía de fuentes renovables y reemplazar a los combustibles fósiles, y alimenta los sueños de prosperidad de un puñado de países en cuyos territorios se asientan las mayores reservas mundiales de este mineral. Nuestro país es uno de ellos.

Sumergido bajo los inmensos salares del norte, el litio puede ser utilizado para el desarrollo de baterías para dispositivos móviles como celulares, tablets y laptops. Es además un mineral clave en la fabricación de sistemas de almacenamiento de energía más eficientes, limpias y ligeras, y hasta dio lugar a la aparición de vehículos, livianos y pesados, híbridos y eléctricos