Martes 27 de septiembre de 2022
16 SEP 2022 - 18:24 | Sociedad

Dictan la prescripción de la causa contra ex secretario de la municipalidad de Dolores por tentativa de homicidio

El hecho ocurrió en 2010. Estaban imputados Martín Gorozo y el ex secretario de Deportes, Jorge Etchart, por intentar matar a un vecino en la vía pública. La fiscalía apeló la resolución. Ahora debe decidir la Cámara.

Jorge Etchart y Martín Gorozo estaban acusados de intentar matar a un hombre en la vía pública. La Justicia dictó su sobreseimiento.

El juez de Garantías 4, Diego Olivera Zapiola, dictó la prescripción de la causa que se le sigue al ex secretario de Deportes de la municipalidad de Dolores, Jorge Etchart, y a Martín Gorozo por el intento de matar a un hombre en la vía pública. Ante esta medida, el fiscal Gustavo García apeló la medida y ahora será la Sala II de la Cámara de Apelaciones quien deberá decidir sobre el hecho.

El hecho sucedió el 2 de junio de 2010, cuando Gorozo disparó a Tomás Silva quien salvó su vida. Poco después fue involucrado Etchart como co-autor del delito. El caso cobró particular repercusión por el hecho de que Etchart, un conocido entrenador de tenis, era al momento funcionario de la municipalidad de Mar del Plata y lo había sido de la comuna dolorense.

Un año después de ocurrido el intento de homicidio, la fiscalía solicitó la elevación a juicio, medida que fue refrendada por la jueza Laura Elías. A partir de ese momento se sucedieron los planteos de la defensa, hasta que en 2018 las hijas y esposa de Silva –quien ya había fallecido- pidieron cerrar el conflicto mediante un acuerdo de reparación integral. Ese acuerdo fue rechazado por el juez actuante. La familia, en 2020, volvió a manifestar su desinterés en la continuidad de la acción penal, un argumento que suma el juez Olivera Zapiola al del tiempo transcurrido en la sustanciación del expediente, para fundar su decisión de “dictar el sobreseimiento total de los imputados Jorge Eugenio Etchart y Claudio Martín Gorozo”.

El fiscal, por su parte, apeló la medida, indicando que la demora se debió a los numerosos planteos y recursos presentados por la defensa y que la decisión de las víctimas de pedir el cierre sólo es atendible en una causa correccional, no en el caso de homicidio en grado de tentativa.

Ahora, la decisión está en manos de la Cámara que aún no ha constituido el tribunal que deberá zanjar en este caso, por cuanto varios de los magistrados han sido recusados en instancias anteriores del proceso.