Lunes 30 de enero de 2023
24 JAN 2023 - 20:02 | Sociedad
Memoria

A 26 años del crimen de José Luis Cabezas: habrá homenajes en Pinamar y General Madariaga

Familiares y amigos organizaron los actos para recordar al reportero gráfico.

La cava ubicada en General Madariaga donde apareció el cuerpo de José Luis Cabezas quemado dentro de su auto es hoy sitio de la memoria.

Este miércoles 25 de enero se cumplen 26 años del asesinato del reportero gráfico José Luis Cabezas por lo cual familiares y amigos organizaron un homenaje en su recuerdo.

El acto se llevará a cabo a las 11.00 horas en el monolito ubicado frente a la terminal de Pinamar y, por la tarde, a las 19.00 horas en la cava de manantiales ubicada en el Partido de General Madariaga.

“Decidí que este año quería hablarle”, sostuvo Gladys Cabezas, hermana de Luis, en diálogo con Télam donde confirmó que leerá una carta en un acto en el monolito frente a la terminal de micros de Pinamar, ubicada sobre avenida Bunge, en el ingreso a esa ciudad balnearia, del que participarán amigos, allegados y colegas del fotógrafo.

Luego, está previsto que a las 19.00, la familia se traslade a la cava ubicada en el kilómetro 385 de la ruta provincial 11, a la altura de General Madariaga, donde fue encontrado el cuerpo del reportero gráfico dentro de un vehículo Ford Fiesta. Allí se realizará una oración interreligiosa con los mismos oradores que participaron del acto por el tercer aniversario del asesinato de Fernando Báez Sosa.

En la cava “se plantarán cinco árboles cedidos por el municipio para dar vida al lugar”, confirmó Gladys, quien además aseguró que siempre que va encuentra cartas, flores y rosarios “que le dejan a José Luis”.

 

EL CASO

Cabezas hacía la cobertura de verano para la revista Noticias, de Editorial Perfil. Un año antes de su asesinato, había logrado fotografiar al empresario propietario de la empresa OCA, y fue la primera vez que se conoció el rostro de Alfredo Yabrán, quien se suicidó en mayo de 1998.

Sacarme una foto a mí es como pegarme un tiro en la frente. Ni los servicios de inteligencia tienen una foto mía”, repetía Yabrán hasta que su foto salió en la tapa de la revista.

“Con su foto, José Luis logró ponerle rostro al personaje más oscuro y poderoso de los años '90. Con esa foto reveló muchos de los secretos que el poder no quería que salieran a la luz”, señaló el periodista Gabriel Michi a Télam.

Después de la publicación, el fotógrafo y su pareja, Cristina Robledo, comenzaron a recibir amenazas telefónicas y un año después, un funcionario cercano a la gestión del entonces intendente de Pinamar, Blas Altieri, le confió a Cabezas que “gente de Yabrán” había indagado sobre la dirección donde se alojaría durante la cobertura de la temporada.

Un mes antes del crimen, el policía de la bonaerense Gustavo Prellezo, condenado como uno de los autores materiales del hecho, se reunió con Yabrán en Buenos Aires.

En la noche del 24 de enero de 1997, Cabezas y Michi concurrieron a una fiesta que ofreció en su casa de Pinamar el empresario Oscar Andreani, donde llegaron en un Ford Fiesta de color blanco.

A las 4 de la madrugada el periodista se retiró y el fotógrafo lo hizo una hora después, en el vehículo en el que se desplazaban. A la mañana siguiente, el cuerpo de Cabezas apareció adentro del Ford Fiesta quemado en una cava entre Pinamar y General Madariaga. El cadáver tenía sus manos esposadas y dos proyectiles de un arma calibre 32 alojados en la cavidad craneana.

Tras varios meses de investigación, el juez federal de Dolores, José Luis Macchi, procesó y dictó prisión preventiva en mayo de 1998 para Yabrán como instigador del crimen. Tras permanecer algunos días prófugo, el empresario postal se suicidó en un campo de su propiedad ubicado en Entre Ríos, donde permanecía oculto.

Prellezo, quien estaba al servicio de Yabrán, y un grupo de delincuentes conocidos como "Los Horneros", fue quien encabezó la autoría material del crimen. El expolicía bonaerense fue condenado a reclusión perpetua en febrero de 2002, pero sólo estuvo preso 13 años.