Jueves 22 de febrero de 2024
01 NOV 2023 - 13:26 | Sociedad
Historias

Dolores: la increíble experiencia de la dolorense que imaginó un encuentro casual con Abel Pintos y se le cumplió el sueño

Nazaria Paz tiene 31 años y desde los 9 es fanática del cantante bahiense. Hace poco soñó que “estaba ‘haciendo dedo’ y Abel me traía hasta Dolores”. En diálogo con ENTRELINEAS.info, contó cómo fue la inolvidable concreción de ese sueño.

La “selfie” que Abel Pintos se tomó junto a Nazaria Paz cuando llegaron a Dolores, antes de despedirse.

Abel Pintos había grabado tres discos en 2001: “Para cantar he nacido”, “Todos los días un poco” y “Cosas del corazón”. Nazaria Paz, que nació y vive en Dolores, tenía apenas 9 años en ese entonces, y quedó cautivada por la voz del hoy mega popular cantante bahiense, del que hizo fanática. El tiempo pasó, Nazaria creció pero nunca dejó de ser una “abelera”, como ella misma se define.  

Hoy Nazaria tiene 31 años, un hijo de 5 (Lorenzo) y trabaja como policía en Estación Camet (Mar del Plata). Abel Pintos llena estadios y teatros en todo el país. La dolorense pudo ser una de las tantas asistentes a los shows que el artista brindó recientemente en el teatro Tronador de Mar del Plata. Sin embargo, cuestiones laborales le impidieron concurrir a alguno de los cuatro conciertos que brindó. 

En la década del ’80 había un famoso programa de televisión que se llamaba “Atrévase a soñar”, que popularizó la frase “los sueños, sueños son... pero aquí se hacen realidad”. Nazaria tuvo su propio “Atrévase a soñar” hace poco y tal como sucedía en el show televisivo que conducía “Berugo” Carámbula con algunos de sus participantes, el sueño se hizo realidad

Fue el Día de la Madre. Soñé que estaba ‘haciendo dedo’ y Abel me traía hasta Dolores. Tuve ese sueño, ya que por trabajo me había quedado pendiente ir a verlo. Cuando me estaba tomando unos mates pensé: ‘Que locura sería”, le contó Nazaria a ENTRELINEAS.info. 

El sueño se hizo realidad el pasado domingo 29 de octubre por la mañana. Luego de culminar su guardia en Camet, la joven policía dolorense estaba “haciendo dedo” en la garita de El Sosiego, a la altura del kilómetro 399 de la Autovía 2. El auto de una pareja se detuvo y la invitó a subir. Cuando Nazaria abrió la puerta trasera se dio cuenta que el que manejaba era Abel Pintos y estaba acompañado por Mora, su mujer. 
 
No lo podía creer, ya que soy su fan desde que tenía 9 años, es decir, hace más de 20 años… Él ni se imagina que es mi músico favorito desde que soy muy chiquita… No podía dialogar estaba nerviosa y shockeada. No pude decirle mucho. Lo único que le dije de mí es que mi hijo se llama Lorenzo Abel por él y se puso contento. La verdad es que Abel sigue siendo tan humilde como siempre”, agregó Nazaria. 

Como suele suceder en muchas de las historias que vivimos los argentinos, el mate fue protagonista y compañero: estuvo ahí el día que el sueño nació y también el día que el sueño se concretó. “Estuve las dos horas que duró el viaje hasta Dolores tomando mates con ellos, mientras escuchábamos a (Gustavo) Cerati. Yo casi no podía hablar pero el viaje fue muy hermoso, muy armonioso”, le confesó Nazaria a ENTRELINEAS.info sobre un día que seguramente jamás olvidará.