Sábado 20 de abril de 2024
27 DEC 2023 - 12:15 | Sociedad
Judiciales

Dolores: condenan a un policía de General Madariaga por violar reiteradamente a su hijastra

El caso se registró en 2021 y el hombre, que se desempeñaba en Pinamar, estuvo más de una semana prófugo.

El ex policía de 43 años fue declarado culpable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante y con acceso carnal. (Foto: @AlberdianoArg)

La Justicia de Dolores condenó a 16 años de prisión a Claudio Estigarribia, el policía de General Madariaga que violó a su hijastra sistemáticamente durante 8 años. El caso, que se conoció en agosto de 2021, tuvo amplia repercusión mediática, por cuanto Estigarribia, un policía que prestaba servicios en Pinamar, una vez que fue presentada la denuncia huyó y estuvo varios días prófugo. 

El fallo, firmado por los miembros del Tribunal Criminal Nº 2, Eduardo Campos Campos, Antonio Severino y Cristian Rabaia, encontró al ex policía de 43 años culpable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante y con acceso carnal. 

Los abusos y las violaciones fueron cometidos desde que la víctima tenía 7 años y se extendieron hasta que, a los 15, la niña pudo contárselo a su madre. 

En ese momento, la madre, acompañada de su hija, realizó la denuncia ante la Comisaría de la Mujer de General Madariaga y, mientras ellas estaban haciéndola, Estigarribia se dio a la fuga. Más de una semana después, se entregó en Pinamar y desde entonces quedó a disposición de la Justicia.

La confesión del abusador
Mientras todavía estaba prófugo y tenía a toda la Policía local buscándolo intensamente, Claudio Estigarribia se comunicó por teléfono con su ex pareja y madre de la víctima y se refirió a sí mismo en esa conversación como un “monstruo”.

Voy a estar 30 años preso por una aberración. Soy un monstruo”, se lo escucha decir al policía en el audio que fue difundido por medios de General Madariaga. En ese mensaje, contó que escapó “asustado de que me agarrara tu padre, me agarraran todos y me cagaran a palos”, aunque reconoció que “me merezco eso y peor”. Finalmente, lo condena de la Justicia fue casi la mitad de la que el abusador esperaba.