Miércoles 12 de junio de 2024
23 JAN 2024 - 14:23 | Sociedad
Policiales

Dolores: denuncian que robaron dos veces el Centro de Distribución de EDEA durante el fin de semana

Se llevaron cables y una gran cantidad de elementos que se hallaban en el lugar para ser utilizados en caso de eventuales emergencias.

La red de media tensión de EDEA, según informó la compañía, viene siendo afectada por otras acciones de vandalismo contra equipos de transformación.

La Empresa Distribuidora de Energía Atlántica (EDEA) denunció que desconocidos ingresaron y vandalizaron el Centro de Distribución que la compañía posee en Dolores por tercera vez consecutiva, dos de ellas durante el pasado fin de semana. 

Las instalaciones a través de las cuales se abastece a toda la zona urbana dolorense sufrieron graves daños materiales, lo que a su vez generó inconvenientes en el sistema eléctrico.

Según informó EDEA, los delincuentes ingresaron primero a instalaciones de la Vieja Usina, ubicada en Necochea 725, y luego al Centro de Distribución a través de un boquete realizado en la pared lindante.

Además de elementos del distribuidor eléctrico en funcionamiento, los ladrones se llevaron cables y una gran cantidad de elementos que se hallaban en el lugar para ser utilizados en caso de eventuales emergencias.

La red de media tensión de EDEA, según informó la compañía, viene siendo afectada por otras acciones de vandalismo contra equipos de transformación, que no sólo ocasionan problemas en la distribución de energía eléctrica sino también, en algunos casos, a la provisión de agua.

Cabe destacar que el robo de transformadores, además de los problemas apuntados, genera otros daños colaterales “tal como el derrame de la totalidad de aceite que los equipos contienen en su interior para su refrigeración, lo cual constituye una seria afectación del medio ambiente”.

Como en anteriores oportunidades, EDEA consignó que sus directivos realizaron las correspondientes denuncias ante autoridades policiales, “a quienes solicitaron la mayor colaboración posible para evitar la repetición de estos hechos que atentan contra la prestación del servicio eléctrico y constituyen un peligro para la vida de las personas que los llevan a cabo y para los ocasionales transeúntes”.