Jueves 11 de agosto de 2022
17 FEB 2022 - 10:14 | Deportes
Luto en la Región

Murió el ex boxeador Guillermo Aguirrezabala, ícono deportivo de General Lavalle

Tenía 72 años y sufría problemas pulmonares. Fue boxeador profesional entre 1972 y 1986 y peleó San Pablo (Brasil), Basel (Suiza) y Ciudad del Cabo (Sudáfrica), aunque buena parte de su carrera la desarrolló en ciudades de la Región.

La última pelea de Aguirrezabala como profesional fue el 25 de julio de 1986, ante Jorge Dascola, en Córdoba.

Ayer por la madrugada, en Mar del Plata, falleció a los 72 años el ex boxeador lavallense Guillermo Aguirrezabala, a causa de problemas pulmonares que lo aquejaban, según informó la Municipalidad de General Lavalle.

“El Vasco” había nacido el 23 de noviembre de 1949 en General Lavalle. Comenzó a boxear a los 17 años, bajo las órdenes de Juan Olmedo. Sus primeras peleas amateur tuvieron lugar en localidades vecinas a General Lavalle. Y su debut en el gran mundo del boxeo nacional se dio nada menos que en el Luna Park, el 14 de octubre de 1972. Perdió por KO técnico ante Oscar Wondryk.

Fue campeón rioplatense con la selección argentina y estuvo preseleccionado para ir a los Juegos Olímpicos de Munich 1972 y peleó con argentinos campeones del mundo como Víctor Galíndez y Miguel Ángel Cuello y otras figuras internacionales como Valdemar Paulino, Jerry Budestein e Iván Matecovic.

“Estuve muy cerca de pelear por el título mundial de los semipesados, y estando en Italia un problema de salud que aún hoy tengo me alejó de la práctica del boxeo pero no de la pasión porque volqué toda mi experiencia al entrenamiento”, le contó una vez al Diario Pionero.

Entre 1972 y 1986, realizó 36 combates federados con 18 victorias, 6 empates y 12 derrotas. Buena parte de esas peleas fueron en la Región: 7 en San Clemente del Tuyú, 2 en Mar del Plata, 1 en Dolores, 1 en Mar de Ajó, 1 en General Madariaga y 1 en Tandil.

Fue sparring de Víctor Galindez y Carlos Monzón. Lo elegían por su temperamento y pegada, dado que los exigía al máximo. El boxeo también lo llevó a conocer ciudades como Las Vegas (Estados Unidos), San Pablo (Brasil), Basel (Suiza) y Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

En una época tenía un parecido a Carlos Monzón y el propio Guillermo reconoció que en una ocasión eran tantos las personas que lo saludaban creyendo que era el santafesino, que se sentó a firmar autógrafos en su nombre.

En 2017, a manera de homenaje, las autoridades municipales tomaron la decisión de colocarle el nombre de “Guillermo Aguirrezabala” al Polideportivo Municipal ubicado en la Avenida Mitre y Heriberto Gibson.

Yo salí de General Lavalle con una bolsa de ilusiones y muchos sueños se me realizaron. Después tuve muchos problemas, pero lo más importante que es pensar que las piedras del camino sirvan como escalera y no para tropezar”, dijo en aquella entrevista con Pionero.