Sábado 05 de diciembre de 2020
22/11/2020 - 09:30 | Noticias | Culturas
Historias

El cuaderno de Tomy: la historia de la argentina que mientras se moría le escribió un libro a su pequeño hijo llega a Netflix

La película está inspirada en el caso real de María Vázquez, conocida también por exponer con sinceridad y crudo humor en Twitter cómo afrontó el cáncer de ovarios, se estrenará el 24 de noviembre.

María y su hijo Nippur. “El cuaderno de Tomy”, que es la historia de María, ya había tenido su libro, publicado por Editorial Planeta: "El cuaderno de Nippur". (Foto: Infobae)

El 24 de noviembre llega a Netflix “El cuaderno de Tomy”, la película inspirada en la parte final de la vida de María Vázquez, quien afrontó un cáncer de ovarios con amor, humor y sinceridad, una combinación de factores que, a partir de la personalidad de la protagonista, da como resultado una historia entrañable y conmovedora.

Dirigida por Carlos Sorin y con Valeria Bertucelli y Esteban Lamothe como actores protagónicos, “El cuaderno de Tomy” es la historia de la muerte de María Vázquez, pero también de todo lo que hizo en sus últimos meses de vida para conectarse, incluso más allá de muerte, con su pequeño hijo Nippur, fruto del amor con Sebastián Corona, su pareja durante 24 años.

“Marie”, como le decían sus afectos, murió el 21 de abril de 2015, siete meses después de que le detectaran cáncer de ovarios. Era un tipo de cáncer de los que llaman "silenciosos": nunca había mostrado síntomas y, cuando lograron descubrirlo, ya había invadido todo.

En ese momento María tenía 42 años y un hijo de 2. Ella decidió que en ese momento no iba a dejar de apelar al humor que era un sello característico de su personalidad.  "El humor no es mi escudo. Es la aceptación: la muerte es parte de la vida", dijo en una entrevista telefónica con Telefe.

Como era una  tuitera activa, decidió que contar en Twitter por lo que estaba pasando, con sinceridad y humor. "No contar es ponerse del lado de los que titulan 'una larga y penosa enfermedad'", escribió en la revista La Agenda, cuando ya se había hecho conocida por animarse a hablar en Twitter sobre su cáncer y contar con humor negro la recta final de su vida.

Pero también, a instancias de su marido, María decidió “dejarle algo” a Nippur. Sebastián se lo sugirió el mismo día que le dijo que se iba a morir más temprano que tarde, cuando ya sabía que no había tratamiento que pudiera salvarla y todo se reducía a cuidados paliativos.

Como María, que era arquitecta, solía hacer dibujos en cuadernos, pidió que le llevaran al sanatorio uno y empezó a escribirle. “El cuaderno de Tomy” cuenta ese proceso tan particular de vinculación que vivió “Marie” con su hijo en tiempo real (Nippur supo que su madre se moriría a los 3 años) pero también “a destiempo”, el relato de su experiencia de vida y de muerte a través de Twitter y el intento por disfrutar junto a sus afectos los últimos momentos de su vida.