Lunes 14 de junio de 2021
07 JUN 2021 - 10:13 | Opinión
PANORAMA POLÍTICO

Cantera extraordinaria de estadistas

Mauricio, Horacio, María Eugenia, Patricia, Axel, Alberto, Sergio I, La Doctora, Sergio II, Facundo.

Escribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial para JorgeAsisDigital.com

La insustancialidad y el trozo de nada
Gracias a Donald Trump, para la presidencial de 2019, la insustancialidad de Juntos por el Cambio juntó 50 mil millones de dólares del Fondo (y la perdió igual).
Gracias a la pandemia, para la parlamentaria de 2021, el “trozo de nada” del Frente de Todos podrá juntar 3.500 millones de la propina del Fondo. Son los Derechos Especiales de Giro (DEG). Se asiste a la consolidación del País Garca. PGPT. País Garca para todos.

El obstáculo del 2021
Pese a la actualidad piadosamente franciscana, persiste la cantera extraordinaria de estadistas que pretenden gobernar lo que queda de Argentina.
Son estadistas que sienten el 2021 como obstáculo para llegar con aire al 2023.
Juntos por el Cambio impacta por el dramatismo cultural del parricidio que no se produce.
Por la reticencia del padre, Mauricio Macri, El Ángel Exterminador.
Sin los exterminados Marcos Peña, El Pibe de Oro, y don Jaime Durán Barba, El Equeco, El Ángel planifica de nuevo ser presidente.
Como Hipólito Irigoyen y Juan Domingo Perón (acaso figure, en la breve lista de vuelteros, también La Doctora, que instaló un delegado. Alberto Fernández, El Poeta Impopular).
Son dos los estadistas presidenciables que encaran la ingrata tarea del parricidio.
Horacio Rodríguez Larreta, Geniol, y la señora María Eugenia Vidal, La Chica de Flores de Girondo.
Geniol sucedió naturalmente al Ángel en el Maxi Quiosco del Artificio Autónomo. Se propone continuar el naturalismo con la presidencia.
Para convertirse en jefe, ser respetado y temido, Horacio debe rebanar políticamente la cabeza de quien exterminó lo que pudo a su paso.
Aunque no pudo exterminar, todavía, a Geniol. Anda en eso.

La Chica de Flores de Girondo fue vice del Ángel en el Maxi Quiosco y gobernadora de La Provincia Inviable.
Junto a Geniol y el Ángel, La Chica de Flores completó el trío que, durante cuatro años, manejó tres alcancías.
La Nación, el Maxi Quiosco y la Provincia Inviable.
El enigma de María Eugenia explora la centralidad de la Mutual PRO. Es el dilema 2021.
Pero ocurre que el triángulo se convirtió en rectángulo.
La señora Patricia Bullrich, La Yiya, nada tiene para perder. Ni siquiera necesita ser parricida (tuvo cantidad de padres olvidados en el camino).
La Yiya Bullrich se hizo cargo de la confrontación, tiene claro el dilema 2021 Cantera extraordinaria de estadistas y está lanzada para el premio mayor 2023.

Los cuatro estadistas citados de la Mutual PRO se sostienen con la territorialidad legendaria de la Unión Cívica Radical, que también contiene sus audaces para calzarse la banda.
El indemne Martín Lousteau, El Personaje de Wilde, alicaído desde que el alcalde de Villa Posse, San Isidro, perdió la interna con Maxi Abad, El Amigo de Jalil.
Para constar en actas amaga también Alfredo Cornejo, El Cuyano Diluido, y el gobernador Gerardo Morales, El Milagrito.
Se sugiere, aparte, no descartar al caudillo bravío de Salto que pierde su tiempo con tribulaciones del “equipo multisectorial”.
Facundo Manes, Cisura de Rolando.

Con ella no alcanza
El Frente de Todos es, hasta aquí, como gobierno, un “trozo de nada”.
Pero mantiene presidenciables a cuatro estadistas del pentágono estudiado.
Primer vértice, Alberto, delegado que tiene relativo derecho a ilusionarse con la reelección.
Axel Kicillof, El Gótico, ostensiblemente preferido por La Doctora (accionista principal por ser dueña de gran parte de los votos).
Sergio I, Massa, El Conductor, representa a la derecha del trozo de nada.
Único gestor de la caravana lenta de inversores que se pierden por la bruma.
Accionista minoritario, Sergio I espera el turno para ser convocado.
Y el cuarto vértice es La Doctora, sin resignarse al cuento “Con ella no alcanza”.
Participa del rejuvenecimiento universal generado por Joe Biden, que preside, con 79 años, Estados Unidos.
En 2023, La Doctora (que danza en sus recitales) sumará apenas 70.
Le quedan dos años para la utopía de reconciliarse con la clase media que supo votarla en 2011.
Y con la justicia que la cerca. Sin inmutarse por el otro cuento. «La absolución de la historia”.

Aunque no sea frentista, se recomienda atender a Juan Schiaretti, El Gringo Cordobesista.
Es efectivamente el que puede alterar la paulatina monotonía del cuadro.
El Gringo representa la posible habilitación de otra ventanilla en el peronismo. Lista para independientes dispuestos a plantar las bases vulgares del capitalismo tolerable.
Queda lugar también, en el muestrario, para lobos provisoriamente solitarios que planifican estrategias para 2023.
Juan Manuel Urtubey, El Bello Otero, en diálogos ociosos con Florencio Randazzo, El Quijote de Chivilcoy, y con el profesional Roberto Lavagna, La Esfinge.
Tres referentes parados en la vía muerta de la Tercera Vía.
No basta con pregonar el hartazgo de La Doctora y el Ángel.
Aunque no lo pregone, corresponde tener en cuenta a Sergio II. Es Berni, Alan Ladd.
A Berni no le importa 2021 y sabe que La Doctora nunca lo va a elegir.
«Autofagia tradicional del kirchnerismo».
Sergio II posterga, por unos meses, el momento de la decisión.

Con (o sin) Plan Canje
Al fin y al cabo, presidente puede ser cualquiera. Es joda.
Lo difícil es ser un competente gobernador de la Provincia Inviable.
Máximo, En el Nombre del Hijo, se baraja como postulante en 2023.
La precipitación por conquistar la presidencia del Partido Justicialista bonaerense le generó un retroceso innecesario.
Se le dará en diciembre, para alivio del inventor, Martín Insaurralde, El Jésico.
Con (o sin) el compromiso de cumplir el Plan Canje.
Apoyo para la gobernación de Máximo a cambio de otro periodo para la alcancía de los minigobernadores inhabilitados (consecuencia del acuerdo parlamentario entre La Chica de Flores, cuando gobernaba, y Sergio I).
Entonces en 2023 podrá reiterarse la contienda Kirchner-Macri.
Máximo Kirchner versus Jorge Boga Macri, El Primo (que era) Pobre.
Boga Macri es el minigobernador de Vicente López. El cruzado que -pese al apellido- se atreve a juntar votos en la Tercera Sección Electoral.
Y el Primo suele encabritarse cuando, desde la Mutual, le plantan como postulante a Diego Santilli, El Bermellón.
Como Joaquín de la Torre, El Ancho de San Miguel, Boga Macri considera que la provincia ya no resiste más «la importación de porteños».

Otros dos ascendentes minigobernadores están menos pendientes del Plan Canje. Aspiran, en simultáneo, a saltar hacia la gobernación.
Néstor Grindetti, de Lanús, aún sin gran convicción. Y Diego Valenzuela, de Tres de Febrero. Más decidido.
Valenzuela es el periodista que se destacó como político después de haber perdido por varios puntos las PASO 2019.
Por dar vuelta el resultado como una media, en la elección real. Con el recurso de “hacer la propia”. Sin escuchar a los estrategas que lo conducían hacia la derrota.
También se anota a Emilio Monzó, El Diseñador, que expresa por televisión su deseo lícito de gobernar Buenos Aires.
Al cierre del despacho aparece justo en pantalla el polifuncional Cristian Ritondo, El Potro.
Un peronista originario de Mataderos, trasplantado a la distinción sin sustancia del Modo Mutual.